Oficialismo peruano se queda sin candidato presidencial

maraoz

El oficialismo peruano admitió la posibilidad de apoyar formalmente a otro partido en las elecciones presidenciales del 10 de abril próximo, luego de que la candidata que había designado, la exministra Mercedes Aráoz, renunciara el domingo a esa postulación. “Es lo más responsable; significará que nuestra votación no sea rifada, diezmada, sino compacta, destinada a mantener los grandes objetivos ideológicos del aprismo, de justicia social”, afirmó uno de los máximos líderes del Partido Aprista Peruano (PAP), el congresista Mauricio Mulder, a la radio CPN.

 

El dirigente, quien finalmente encabezará la lista de candidatos del PAP al Congreso unicameral por Lima Metropolitana, prefirió no anticipar cuál será la fórmula elegida por el partido gobernante aunque advirtió que será la que proponga “mecanismos de redistribución para reducir la pobreza de forma concreta”.

Aún cuando Aráoz no había renunciado a su candidatura, en medios políticos y periodísticos peruanos circulaba el rumor de que el PAP, ante las escasas chances que le asignaban las encuestas, apoyaría subterráneamente al ex alcalde de Lima Luis Castañeda o a la congresista de derecha Keiko Fujimori.

Castañeda y Fujimori, segundo y tercera en las encuestas, son los mejor posicionados para hacer frente a los dos grandes adversarios del oficialismo, el expresidente Alejandro Toledo y el líder nacionalista Ollanta Humala, primero y cuarto en los sondeos, respectivamente.

Aráoz, que fue ministra del presidente Alan García pero no es dirigente del PAP, renunció a su candidatura luego de que el partido decidiera mantener entre sus aspirantes al Congreso al ex primer ministro Jorge Del Castillo, quien es investigado judicialmente por presunta corrupción.

Mientras tanto, el pequeño partido derechista Sí Cumple (SC) retiró la candidatura presidencial de Carlos Zúñiga, con lo que se redujo a 11 el número de aspirantes a suceder a García y serán 10 si Aráoz, aún formalmente inscripta, mantiene su renuncia, a la que ayer subrayó como “irrevocable”.

SC, cuya inmensa mayoría de miembros migró al nuevo partido derechista radical Fuerza 2011, de la congresista Fujimori, tomó la decisión al no poder hacer las correcciones que exigió el Jurado Electoral Especial (JEE) de Lima Centro, informó la agencia noticiosa alemana DPA.