Misiones sufrirá sensaciones térmicas de hasta 45º

Desde este jueves y hasta la semana próxima, las máximas llegarán hasta los 39º en Misiones, llegando a alcanzar sensaciones térmicas de entre 42º y 45º. No hay probabilidad de lluvias para estos días. Así lo adelantó la Oficina de Prevención ante Desastres Naturales (OPAD). Hay que estar atentos para evitar golpes de calor.

calor1

Desde la OPAD adelantaron que las máximas podrían ubicarse entre 37º y 39º, con sensaciones térmicas entre 42º y 45º. Las mínimas se ubicarán entre 24º y 26º.

Por otra parte indicó que el índice de peligro de incendio es alto debido a la falta de lluvias y a las altas temperaturas.

No se esperan precipitaciones por estos días. En lo que de de enero han caído solo 19 mm.

Con altas temperaturas los profesionales médicos recomiendan aumentar el consumo de líquido y comer con moderación, entre otras indicaciones. Los síntomas. Cómo recuperarse

Aumentar el consumo de líquidos, no exponerse al sol en exceso y evitar las bebidas alcohólicas y la ingesta de abundantes comidas son algunos de los cuidados para prevenir los golpes de calor ante las altas temperaturas que se esperan para los próximos días.

Los consejos fueron recordados por autoridades sanitarias, que también advirtieron que si bien un golpe de calor puede afectar a personas de cualquier edad, “los grupos de mayor riesgo son los niños y los mayores de 65 años”.

Las sugerencias son: aumentar el consumo de líquidos sin esperar a tener sed; no exponerse al sol en exceso, fundamentalmente entre las 11 y las 17; evitar las bebidas alcohólicas o muy azucaradas y las comidas muy abundantes; ingerir verduras y frutas, y permanecer en espacios ventilados o acondicionados.

Dolor de cabeza, vértigo, náuseas, confusión, convulsiones y pérdida de conciencia, piel enrojecida, caliente y seca, respiración y pulso débil, y elevada temperatura corporal (más de 40 grados), son algunos de los síntomas característicos del golpe de calor.

Ante la aparición de alguna de estas condiciones, se aconseja trasladar al afectado a la sombra, hacer que mantenga la cabeza un poco alta, intentar refrescarlo mojándole la ropa, aplicarle hielo en la cabeza, darle de beber agua fresca o un poco salada.

No existe un tratamiento farmacológico contra el golpe de calor; no obstante, en caso de que los síntomas no cedan a la brevedad se debe consultar a un médico.