Cuarentena por COVID-19: Rotary Club Posadas Oeste asistió a familias de escasos recursos durante 9 semanas

Durante la cuarentena como consecuencia de Aislamiento Social Preventivo Obligatorio), que ha generado efectos colaterales no deseados, el Rotary Club Posadas Oeste asumió la iniciativa de asistir con alimentos, elementos de limpieza personal,  higiene personal y libros para diez familias de la capital de Misiones. Colaboraron con la tarea las autoridades de Hogar de Niñas Isabel Llamosas de Alvarenga, que fue base de las tareas, y voluntarios de la filial Posadas de Cruz Roja Argentina.

Veinte niñas de esas familias asisten al Hogar, institución que es apadrinada por los rotarios de uno de los 7 clubes de Rotary  Internacional que funcionan en Posadas y que se inscriben en el Distrito 4845, que abarca a Misiones, Corrientes, Chaco, Formosa y todo el Paraguay.

Esta acción puntual durante el mandato de Javier Yesa, que finalizó el 30 de junio, comenzó el 14 de abril y buscó paliar los efectos de la suspensión de actividades escolares en las aulas, ya que las niñas que son huéspedes del Hogar asisten al lugar durante el ciclo lectivo y pernoctan allí de lunes a viernes, aliviando con esta contención a la economía doméstica familiar, ya que los mayores se desempeñan en trabajos temporarios, informales, y de ingresos variables.

En las actuales circunstancias esas condiciones se han tornado muy difíciles, ya que el sustento diario se ha visto impactado de lleno.

Para ayudar a estas familias, los rotarios organizaron la entrega de víveres frescos (incluye verduras y carnes -vacuna y pollo-) y secos, elementos de higiene personal y material de lectura (libros), una vez por semana.

La recepción de la mercadería a distribuir se realiza en la sede del Hogar (Catamarca 40, Posadas), donde se procede con la clasificación y preparación de los paquetes, según la cantidad de integrantes de cada familia, que en algunos casos llegan a 10 miembros, independientemente de la cantidad de niñas que acudan a la institución.

Los productos proceden de donaciones de los propios rotarios y personas solidarias de la comunidad, que se suman al aporte semanal del Ministerio de Desarrollo Social de Misiones al Hogar, que se reanudó a partir de esta iniciativa, pues al no concurrir las niñas estas remesas se habían suspendido.

La primera entrega, en el domicilio de cada familia (9 de Posadas y una de Garupá), incluyó una respuesta a solicitud de algunos niños; se trató de un pequeño presente: huevos de pascua, algo no habitual en esas familias, dada su condición (en algunos casos, extrema pobreza).

El Rotary Club Posadas Oeste asumió el compromiso de hacer entregas semanales hasta que se reanuden las clases con normalidad, lo que como está trascendiendo recién se produciría después de lo que el Ciclo Lectivo marca como “vacaciones de invierno”, o directamente en agosto.

Entrando a lo que se corresponde al receso invernal del ciclo lectivo, esta semana se completó el programa de entregas, que en el caso de producirse el regreso a clases en agosto habrá de continuar, aunque con la modalidad de retiro de mercadería desde la sede del Hogar de Niñas, en Catamarca 40, de la ciudad de Posadas.

Tras las primeras semanas se detectaron otras necesidades que se fueron cubriendo, como pañales y elementos de protección y seguridad personal (tapabocas/barbijos) para las familias.

Para los rotarios fue un gran desafío, pues se asumió un compromiso de preparación de kits semanales y de distribución a zonas suburbanas, lo que requirió una logística infalible durante 10 semanas, desarrollándose una actividad que se encontraba fuera de toda programación y que respondió a la necesidad detectada en una población sumamente vulnerable a la pandemia y otras enfermedades, dada su condición de pobreza extrema.