Cristina pidió que se aborde la situación de los trabajadores en la reunión con ruralistas

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner pidió que se trate la situación de los trabajadores rurales en la reunión que mantendrá este miércoles la dirigencia de los productores agropecuarios con el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Domínguez.
Además, instó a la dirigencia sindical que representa a los trabajadores rurales (Uatre) a que “tome cartas en el asunto” y señaló: “No me imagino encontrar camioneros en esas condiciones, para decirlo más claro”.

cristina-fernandez

En ese sentido, la presidenta se refirió a las condiciones de algunos trabajadores rurales que “son del siglo diecisiete o de principios del siglo veinte, en la Patagonia, cuando sucedieron los hechos de la Patagonia Trágica”.
Al anunciar créditos para los productores agropecuarios en la sede del Banco Nación, la Presidenta dijo que pidió la presencia del ministro de Trabajo, Carlos Tomada porque “me gustaría que mañana en la reunión del ministro de Agricultura con las cámaras rurales patronales, además de hablar de rentabilidad también hablemos de las cuestiones de trabajo”.
“Esto no significa que todos aquellos que tienen actividad rural exploten a la gente. Estamos hablando de casos puntuales y de la necesidad de que esto sea abordado con las cámaras patronales”, sostuvo.
Al respecto, remarcó la necesidad de que “estos enclaves, que son minoritarios, sean eliminados permitiendo una amplia inspección, porque sino eso se va a utilizar para desprestigiar al sector”.
La Presidenta señaló que “los sectores sindicales representativos del sector tomen cartas en el asunto” y resaltó: “No me imagino encontrar camioneros en esas condiciones, para decirlo más claro”.
“Estoy segura que a muchos, por ahí, no les caerá simpático el señor secretario general de la CGT (Hugo Moyano), pero ni buscando con lupa vamos a encontrar alguien del sector que esté en esas condiciones (de los trabajadores rurales) porque hay una dirigencia sindical que defiende los intereses del sector”.
Cristina señaló que “todos, dirigentes sindicales, patronales y el Estado tenemos que contribuir para que estos casos sean extirpados y no desprestigien a la actividad y también a la Argentina, porque cuando se desprestigia una actividad tan importante como la agrícola ganadera también se desprestigia el país”.