Cristina anunció presencia de 6 mil gendarmes en las calles del conurbano bonaerense

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner aseguró que “pretender que la pobreza es la causa -de la inseguridad-, es no entender que también existe el crimen organizado que pivotea sobre las necesidades de la gente”. Además, consideró que “la seguridad, la vida y la democracia son valores que nos han costado mucho a los argentinos y es un deber cuidarlos y preservarlos”. Fue al anunciar la incorporación de 6.000 gendarmes al Plan de Seguridad para la Provincia a partir del 1 de enero.

gendarmeria-nacional

Cristina pidió “superar los falsos debates” en materia de seguridad y ratificó el compromiso de su gestión en “cuidar la vida y la seguridad” de todos los argentinos, al lanzar el Operativo Centinela, por medio del cual unos 6 mil efectivos de la Gendarmería serán destinados a distintos puntos del conurbano bonaerense.

Así lo afirmó al encabezar un acto en la Escuela Nacional de Gendarmería “General Martín Miguel de Güemes”, en Ciudad Evita, acompañada por el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández; los ministros de Seguridad e Interior, Nilda Garré y Florencio Randazzo; y el gobernador bonaerense Daniel Scioli.

Por cadena nacional, la mandataria anunció el envío de 6 mil gendarmes y 443 vehículos a distintos puntos del conurbano bonaerense -los cuales se sumarán a los casi 3 mil que ya se encuentran realizando tareas de control en el territorio bonaerense-, lo que significa una inversión de equipamiento extra de 150 millones de pesos.

En su discurso, Cristina dijo que “hay que fijar con precisión conceptos en materia de seguridad, para superar falsos debates y fijar con claridad el pensamiento sobre seguridad en Argentina: no hay que tener posiciones que van de querer explicar los problemas de seguridad únicamente desde la cuestión del delito organizado, ni tampoco explicarlas únicamente desde la cuestión social”.

Para la Presidenta, “el abordaje de cualquiera de los dos enfoques es erróneo y por lo tanto no puede arrojar buenos resultados si hay un mal diagnóstico”.

En su mensaje, Cristina sostuvo que “está claro que un país donde no haya trabajo y crecimiento, jamás puede ser un país seguro”, y consideró que “la verdadera causa de la inseguridad no es la pobreza sino las brechas sociales, la inequidad social”.

“Pero pretender que la inequidad social sea la causa de la delincuencia es no entender que también existe el crimen y el delito organizado que muchas veces pivotea sobre las necesidades de la gente para poder encarar una estrategia más efectiva y exitosa para ese crimen organizado”, explicó.

Cristina reiteró que “nuestra obligación como autoridades institucionales elegidas por el voto popular es fijar con precisión esto, sino estaríamos condenados al concepto de que ser pobres es equivalente a ser delincuente, y esto no es así”.

En esa línea, indicó que “no se puede proceder de la misma manera frente a delincuentes organizados que frente a manifestaciones sociales”.

En ese marco, les dijo a los argentinos “a los que aún no se ha podido llegar, pese al inmenso crecimiento de estos años”, que “hay otros métodos para hacer valer nuestros derechos”.

Al iniciar su discurso, frente a la formación de gendarmes, Fernández de Kirchner dijo que el operativo obedece a los “problemas estructurales que se vienen arrastrando desde hace muchos años en la Provincia en materia de seguridad, y que ignorarlos u obviarlos sería contra la mitad de las cosas”.

Asimismo, ratificó sus “conviciones firmes y profundas” de “cuidar a todos” y expresó que “la seguridad, la vida y la democracia son valores que nos han costado mucho y es el deber de todos cuidarlos y preservarlos, y para eso hoy estamos aquí”.

Los gendarmes, que serán enviados a partir del 1 de enero de 2011, estarán presentes en los 24 partidos del conurbano bonaerense, en el que viven 9 millones 910 mil personas, según los datos provisorios del censo que se realizó en octubre pasado.

La Presidenta explicó que estas nuevas tareas “no presuponen en modo alguno abandonar la función natural y estratégica de la Gendarmería de custodiar las fronteras y la soberanía nacional”.