Convención constituyente capitalina vivió polémica sesión y rechazó crear ente regulador

En su octava sesión ordinaria, la Convención Constituyente no aprobó por mayoría un dictamen de la oposición, de incorporar a la nueva Carta Orgánica la creación de un ente municipal regulador de los servicios públicos en Posadas, argumentando las facultades de autonomía municipal. Para ello se debió votar tres veces, debido a que la primera vez, en el voto por la negativa la oposición entendió que la convencional Elena Gronovich “no había levantado la mano”. Se generó una polémica acerca del funcionamiento del reglamento, hasta que se retomó la sesión y se votó nuevamente.

kegler-convencional

La polémica se inició cuando los 14 convencionales debían votar el dictamen de la creación del ente municipal de control de servicios públicos, un proyecto de reforma de los convencionales radicales Gloria Llamosas y Germán Bordón.

Por la afirmativa lo hicieron siete convencionales, por la negativa, aparentemente los otro siete que no estaban de acuerdo, pero el convencional Raúl Dalmau advirtió que hubo seis votos, y que no había levantado la mano Elena Gronovich. Si hay siete votos es afirmativo, no hay otro dictamen en consideración, sostuvo.

La oficialista Silvina Ramos solicitó que la votación sea nominal. Bordón aseguró que Gronovich “no levantó la mano” y sostuvo que “cuando se vota se vota, la votación por signos se expresa levantando la mano”.

Pidió se deje constancia de la situación a la que se opuso. Su par Llamosas lo defendió y dijo “yo ví lo mismo que Bordón y que quede constancia en la versión taquigráfica, y por otro lado tomar cabal conciencia que estamos legislando por 20 ó 25 años más, debe primar el interés de la comunidad”.

La convencional Gronovich aseguró que votó por la negativa y que también se deje constancia de eso.

El presidente de la Convención, Rolando Kegler intentó seguir la sesión pero Dalmau se opuso, se levantó de su banca y amenazó con retirarse si no se hacía cumplir el reglamento.

Tras cuarto intermedio y conversaciones parsa superar la tensa situación prosiguió la sesión. Finalmente se votó en consideración por la afirmativa y la negativa en dos oportunidades, la votación arrojó 7 a 7 y tuvo que desempatar el presidente del cuerpo, quien decidió contra el dictamen de los convencionales opositores, Gloria Llamosas y Germán Bordón.

Gronovich lamentó que “usen mi nombre, no tengo gimnasia parlamentaria, opino por mi sentido común y práctica ciudadana, no quiero que me utilicen”.

A continuación fueron aprobados los dictámenes del plan de labor, referidos al plan Mosquitero y el Sambódromo y examen prejubilatorio sobre salud pública.

Este proyecto es del convencional Leandro Miérez quien agradeció a sus pares por “escucharlo”. Se tata de preparar a las personas que “van envejeciendo, el estrés acelera el envejecimiento y hay que prevenirlo, el empleado más estresado es de la Municipalidad y de la Legislatura”, aseguró el médico gerontólogo.

El proyecto de reforma preveía crear un ente de control de servicios públicos, con el fin de ejercer el poder de policía y control en la adjudicación, contratación y prestación de los servicios públicos en la ciudad de Posadas, prestados en forma directa o a través de concesiones.

El ente sería un organismo descentralizado, y su marco regulatorio sería la Carta Orgánica, las ordenanzas vigentes y los contratos de concesión.

La ordenanza reglamentaria regularía su funcionamiento, organización, procedimientos, atribuciones y aseguraría la participación de los usuarios.

El organismo de conducción del ente estaría integrado por tres directores: un profesional de la Ingeniería o Arquitectura, un abogado y un profesional de las Ciencias Económicas, electos cada uno, por los dos tercios de votos del Concejo Deliberante, de entre una terna elevada por el Departamento Ejecutivo.