Caso Pauluk: Testigo insiste en involucrar al único detenido en la causa

El testigo que nombró a Jonatan Miranda, alias “Ketón”, el único que detenido hasta el momento por el crimen de Javier Pauluk, declaró ante el juez que lleva la causa, Marcelo Cardozo. Aseguró que lo vio el día del homicidio portando un arma de fuego y que “se sacaba un par de guantes negros”. Según el testigo el joven lo habría amenazado al observar su presencia. Todo esto habría ocurrido en la calle Buenos Aires y Catamarca, en inmediaciones en donde el 10 de abril de 2009 encontraron el cuerpo del informático. En las próximas horas de definiría la situación del único detenido en la causa. Lo cierto es que no hay un elemento contundente de prueba, más allá de la declaración de este testigo, que involucre a miranda con el salvaje asesinato.
El testigo el martes prestó declaración indagatoria ante el juez de Instrucción Nº 1, Marcelo Cardozo y reafirmó que el día del asesinato del ingeniero informático vio a Miranda portando un arma fuego en las calles Buenos Aires casi Catamarca. Según el letrado, el sujeto declaró que salió del barrio A 3-2, el 10 de abril de 2009, alrededor de las 5 con destino a la zona mencionada, en donde le iba a pedir dinero al “ingeniero Vega” que se domicilia en las inmediaciones. El profesional frecuentemente le ofrecía ayuda al mencionado testigo y en esa ocasión decidió acudir a él porque su esposa se encontraba delicada de salud.

caso-pauluk3

Supuestamente el imputado habría amenazado con la propia arma de fuego al declarante para que no contara nada de que lo había visto. El testigo no recuerda si “Ketón” logró identificarlo.
Además el hombre relató que en el momento que vio a “Ketón”, éste presuntamente se estaba quitando un par de guantes negros y guardando aparentemente un revolver.
Textualmente Miranda le habría dicho al testigo: “vos más vale que no digas nada o sino ya sabes lo que te va a pasar”, aparentemente bajo los efectos del alcohol o drogas, así lo aseguró el juez Marcelo Cardozo basándose en el relato del individuo.
El hombre reconoció que conoce a Miranda del barrio “pero simplemente de vista”, casi sin ningún tipo de trato, al igual que con Rodas. Según el juez Cardozo el hombre habría tenido un inconveniente días antes de presentarse a declarar en la comisaría 13ª, con el detenido porque aparentemente “Keton” habría sustraído un DVD y una garrafa de la vivienda de su hija, ubicada en la zona de A 3-2. Los sujetos mantuvieron una discusión con armas blancas que no paso a mayores y como dijo el declarante, en su momento no radicó ninguna denuncia.
Cuando el testigo fue consultado por el juez que lleva la causa, respecto al tiempo que tardó en declarar lo que sabia o el motivo de porque lo había hecho en este momento, el letrado indicó que “el sujeto observó en la televisión a la madre del joven asesinado pidiendo que si una persona sabía algo que lo cuente sin miedo. Por lo que tomó la decisión de presentarse en la policía contando lo que sabía”.
A su vez trascendió que “supuestamente nadie presionó al declarante” quien estuvo detenido en dos ocasiones, una hace muchos años y recientemente hace un par de años por causas referentes a robos.
Continuando con la averiguación del hecho, el magistrado indicó que “el testigo aseguró no haber visto el automóvil en el que encontraron el cuerpo de Pauluk, en el momento que vio a Miranda en inmediaciones de la escena del crimen el 10 de abril de 2009 en horas de la mañana”.
Cardozo manifestó que finalizando las testimoniales, el sujeto que cuya identidad fue preservada, aseguró que en ningún momento acuso a los tres detenidos del barrio A 3-2, que solamente quiso aportar los datos que el sabía para que la justicia investigue la posible relación de aquella observación con un arma de fuego en manos de Jonatan Miranda el viernes santo de 2009 con el asesinato de Javier Pauluk.