Sin Maradona: Messi se puso la camiseta y… goleada a España

El delantero del seleccionado argentino Lionel Messi anotó el primer gol de su equipo en el 4 a 1 ante España, en el primero de sus dos remates al arco y acertó 31 de los 33 pases que dio, con una sorprendente eficacia de 94%. Además, el atacante del Barcelona hizo 8 gambetas, recuperó 4 pelotas; interrumpió un avance rival; recibió 3 infracciones y perdió 3 balones.

corazon-messi

En el primer tiempo, Messi remató una vez al arco y convirtió el primer gol de Argentina. Fue la sexta pelota que tocó: partió en el círculo central, trasladó el balón y cedió para Carlos Tevez por la izquierda, quien le devolvió la pelota para que convierta por encima de la salida de José Reina.

El rosarino tuvo en ese período el ciento por ciento de eficacia en los pases, puesto que acertó los 14 que dio. El primero, al minuto y 56 segundos de juego, en la que fue su primera intervención en el partido.

En su cuarta cesión, metió en profundidad a los 5 minutos para Tevez, quien disparó desviado.

Messi recuperó tres pelotas. En la tercera, robó el balón a Ignacio Monreal en posición de marcador lateral derecho.

La ‘Pulga’ hizo una gambeta, interrumpió un avance rival, perdió un balón en un intento individual y recibió una falta.

En el segundo tiempo, con el seleccionado argentino en ventaja por 3 a 0 y retrasado en el campo, Messi tuvo más protagonismo en lo individual.

El rosarino disparó una vez al arco, a las manos de Víctor Valdés, a los 42 minutos; hizo 7 gambetas; dio 17 pases bien y 2 mal; recibió 2 infracciones, recuperó una pelota y perdió 2.

Messi fue reemplazado a los 44 minutos por Andrés D’Alessandro.

En tanto el entrenador del seleccionado argentino, Sergio Batista, aseguró que trabaja para quedarse en el cargo pero insistió con que la decisión no es suya. En conferencia de prensa, Batista dijo que “ahora que gané los dos partidos no voy a sacar chapa. La AFA decidió que hay que esperar hasta noviembre y así va a ser”.

Además, sostuvo que “este resultado no cambia nada” y que se va “tranquilo” por el rendimiento que mostró el equipo en el triunfo 4 a 1 ante España en la cancha de River.

Respecto a la actuación de su equipo, dijo que el 4-1-4-1 es el equema que le gusta y que el rendimiento del conjunto nacional provocó que “España no fuera la del Mundial”, donde consiguió el título del mundo.

“Los jugadores se merecían esto”, reiteró una y otra vez, ya que “necesitaban una especie de revancha”.

Con un golazo de Lionel Messi y otros de Gonzalo Higuaín, Carlos Tevez y Sergio Agüero, el seleccionado argentino venció 4 a 1 al campeón del mundo, en un estadio Monumental repleto. Llorento descontó. Nunca un conjunto nacional le había marcado tres tantos a España.

Argentina jugó bien, no fue una maravilla, pero le ganó con autoridad al campeón del mundo, más allá del equipo que puso en cancha Vicente Del Bosque.

Con un Lionel Messi inspirado, también mimado en la previa y durante el partido, un Carlos Tevez preciso, más un trabajo interesante del resto, sobre todo de Ever Banega y Esteban Cambiasso -cuánto se hablará del por qué no estuvo en el Mundial “Cuchu”-, Argentina fue superior y golpeó en los momentos justos.

El equipo de Sergio Batista tomó este partido como una final del mundo, mientras que España puso un equipo alternativo y nunca estuvieron en cancha juntos sus dos figuras: Andrés Iniesta -jugó el primer tiempo- y Xavi Hernández -ingresó a los 11′ de la segunda etapa-.

Más allá de eso, España salió a jugar con siete hombres del Barcelona tratando de imponer su juego de mitad de cancha hacia delante, pero le faltó quien es por escándalo su mejor futbolista, quizás el mejor del mundo, Xavi Hernández.

Entonces, el tridente del mediocampo argentino, con Ever Banega como estandarte, comenzó a quitarle la pelota a España y a partir de eso, tratando de manejarla, comenzó a acercarse seriamente al arco defendido por un flojo José Reina.

Primero avisó Tevez y a la jugada siguiente, luego de una asistencia de “Carlitos”, Messi hizo uno de esos goles que habitualmente los argentinos ven cuando juega en Barcelona, picando la pelota en el mano a mano con el arquero español, casi sin ángulo.

A partir de ese momento el primer tiempo fue todo del equipo dirigido por Sergio Batista, con un buen manejo de pelota, lento por momentos, pero sacándole el ritmo a los españoles.

La floja defensa del conjunto de Del Bosque también fue parte importante para que el primer tiempo termine 3 a 0, porque en el segundo gol de Higuaín, quien definió luego de un pase de Tevez gambeteando al arquero, la defensa española se paró en línea si reacción ante la llegada del delantero argentino, totalmente habilitado.

Sin reacción y sin Xavi Hernández, España intentó pero no pudo superar a una firme defensa argentina y cuando el 2-0 era el resultado justo llegó el tercer gol, gracias a una “patinada” del arquero español que fue aprovechada por un despierto Carlos Tevez.

En el inicio del segundo tiempo España tuvo una chance clara de gol en los pies de Llorente, quien ingresó en la parte final, pero Argentina contestó con su mejor jugada del partido: Banega habilitó a Cambiasso, el del Inter de taco le pasó la pelota a Higuaín, que de primera definió pero por pocos centímetros no le acertó al arco. Lo mejor de la era Batista.

Luego de eso no quedó mucho tiempo para más, porque se realizaron muchos cambios, España con más ganas que fútbol trató de llevarse de Buenos Aires una derrota más digna, ingresó Xavi Hernández ovacionado por la gente, y Llorente descontó a seis minutos del final, luego de una jugada a puro toque.

Al estilo español intentó jugar en el último cuarto de hora el equipo de Batista, tocando la pelota, con Messi siempre cerca de la pelota, más un Cambiasso suelto pero sin arriesgar demasiado.

Sobre el final llegó el cuarto gol, marcado con un cabezazo de Agüero, luego de un centro de Gabriel Heinze, quien hizo un buen partido.

El partido se fue con una buena victoria para Argentina y Batista, quien ya tiene prácticamente asegurada su continuidad al frente del seleccionado nacional.

Síntesis
Argentina: Sergio Romero (6); Javier Zanetti (6), Martín Demichelis (6), Gabriel Milito (6) y Gabriel Heinze (6); Ever Banega (7), Javier Mascherano (6) y Esteban Cambiasso (7); LIONEL MESSI (8), Gonzalo Higuain (6) y Carlos Tevez (8). DT: Sergio Batista.

España: José Reina (2); Alvaro Arbeloa (4), Gerard Piqué (5), Carlos Marchena (6) e Ignacio Monreal (5); Sergio Busquets (5) y Xabi Alonso (6); Andrés Iniesta (6) y Cesc Fábregas (5); David Villa (5) y David Silva (5). DT: Vicente Del Bosque.

Goles en el primer tiempo: 10′ Messi (A), 13′ Higuaín (A) y 34′ Tevez (A).

Goles en el segundo tiempo: 39′ Llorente (E) y 45′ Agüero (A).

Cambios en el segundo tiempo: en el inicio Valdés (6) por Reina (E), Llorente (6) por Villa (E), Navas (6) por Silva (E) y Cazorla (5) por Iniesta (E), 11′ Xavi Hernández por Fábregas (E), 14′ Angel Di María por Tevez (A), 22′ Sergio Agüero por Higuaín (A), 25′ Pedro por Xabi Alonso (E), 44′ Andrés D’Alessandro por Messi (A).

Arbitro: Oscar Ruiz (Colombia).

Cancha: River Plate.