Radican denuncia penal contra autoridades del Concejo Deliberante de Posadas

El viernes 6 se presentó una denuncia penal contra la Presidenta y el Vicepresidente del Concejo Deliberante de la ciudad de Posadas, capital de Misiones. Se acusa a Perla Gottschalk y Ricardo Skanata de “usurpación de cargos y acefalía”. perla-gottschalk-presidenta-del-concejo-deliberante-de-posadas

De acuerdo a lo expresado por los concejales oficalistas, representados por el concejal renovador Miguel Pintos, motiva esta denuncia “el comportamiento errático de Gottschalk, contrario a las normas que rigen el funcionamiento institucional de la Municipalidad”.

Sucede que el jueves pasado, día de sesión en el Concejo Deliberante, Gottschalk no estaba en la Presidencia del HCD, porque estaba a cargo de la Intendencia, por ausencia del jefe comunal Orlando Franco.

La edil pese a estar a cargo del Municipio se presentó en la Sesión usando su banca. Esto desató un escándalo que terminó con dos sesiones suspendidas.

No sería sorpresivo, en consecuencia, un pedido de juicio político con la actual Presidenta del HCD capitalino.

No es la primera vez en los últimos días que Gottschalk tiene problemas con la Justicia. El miércoles debió declarar por una denuncia por “desobediencia”.

El concejal José Almirón, aún integrante del PRO, ante la suspensión de la sesión de la Sesión dijo que lo que está pasando es una vergüenza.

“Como adultos debemos dar el ejemplo a nuestros jóvenes, insistimos en buscar alternativas y mecanismos para erradicar la violencia y tenemos que ser los primeros en demostrarlo”, afirmó Almirón.

Después de un cuarto intermedio de la sesión del jueves, por la tarde, en medio de una sesión atípica, los concejales renovadores decidieron abandonar el recinto al no conseguir fundamentos sobre la presencia de Perla Gottschalk, quien estuvo en la sesión pero no la presidió y su lugar fue ocupado por el concejal Ricardo Skanata.

Gottschalk argumentó los motivos por los cuales ocupó una banca en el recinto, cuando al mismo tiempo estaba a cargo de la intendencia en reemplazo de Franco y dijo que fue avalada por una “ley de municipalidades” que establece en su artículo 14 el cargo de intendente es incompatible con el de concejal, excepto que estuviera reemplazándolo al intendente”, explicó Gottschalk.

Respecto a la otra denuncia planteada en su contra, Gottschalk admitió ante el juez Fernado ante Verón que incumplió una orden judicial.

Al responder a la citación del Juez imputada de “desobediencia” por haber incumplido con una orden de un juez laboral, la Presidenta del Concejo Deliberante admitió haber desoído la orden del magistrado, escudándose en que “el Concejo se encuentra en emergencia económica y financiera” y por lo tanto no estaba en condiciones de reincorporar a la agente que había recurrido a la Justicia.

El argumento de Gottschalk se desbarató de inmediato, cuando se le señaló que sí había nombrado a otra persona en ese cargo.

Gottschalk reconoció entonces que sí había procedido de ese modo, pero no dio el nombre de la persona con la que reemplazó a quien contaba con el respaldo de la justicia laboral.