María Ovando fue absuelta y recuperó inmediatamente su libertad – Lea el fallo del Tribunal

María Ramona Ovando, de 37 años, fue absuelta por la justicia por el delito de abandono de persona del que había sido acusada tras la muerte de su hija de tres años, como consecuencia de un grave cuadro de desnutrición. Asimismo, el Tribunal Penal 1 de Eldorado dispuso la liberación inmediata de la mujer, quien cumplía prisión en una cárcel de Posadas desde marzo de 2011, cuando se produjo la muerte de la pequeña.  Para Ovando “Carolina ahora descansa en paz” y adelantó que prevé organizar un sepelio para ella. Aquí puede leer el fallo del Tribunal

maria_ovando

El tribunal falló contra el pedido del fiscal Federico Rodríguez, quien había pedido una pena de cinco años de prisión por el delito de abandono de persona agravado por el vínculo, aunque había admitido una serie de atenuantes debido a las condiciones de extrema pobreza en que vivían la acusada y su familia.

Tras conocer la sentencia Ovando dialogó con varios medios y su único pedido es recuperar a sus hijos, aunque también indicó que quiere irse de Eldorado, trabajar y cambiar su vida. Ella cree, tras esta sentencia que la libera de culpa y cargo, que su vida dará un vuelco.

“Me siento muy contenta. Ayer esperé la resolución, y como no hubo, dije que hoy me darían la libertad. Mi deseo es trabajar y recuperar a mis hijos. Quiero estar con ellos”, expresó.

“Yo sé que mi vida va a cambiar. No vuelvo (al pueblo). Todavía no se que voy a hacer, no tenía sueldo, nada. No se como voy a tomar el camino”, añadió la mujer.

Dijo que siente que hizo todo por Carolina, su pequeña de 3 años que murió de desnutrición, y recordó “ella amaneció nomás así, no sé porqué, parecía que ella había comido algo que le podía hacer mal”.

Tras todo lo ocurrido, María recordó que “mucho pensé pero nunca encontré la solución. Todavía no se en qué lugar voy a quedarme pero me voy. Todavía no se si me permiten verlos hoy (a sus hijos)”.

El Juez Atilio León fue el encargado de leer el veredicto, quien explicó que la sentencia lleva el número 1679 del año 2012, determina en el punto dos “absolver a María Ramona Ovando de filiación en autos en orden al delito de abandono de persona agravado por el vinculo, ordenando su inmediata libertad que será efectiva en el recito de este Tribunal”.

El veredicto determina la devolución de toda la documentación a la imputada y además ordenó la realización de la copia de la causa y se la remita a la Jueza de familia para sus efectos.

Por su parte el defensor de Ovando expresó que “la nulidad hubiese anulado el juicio y no se le podría juzgar más, pero la absolución analiza porque ella no puede ser penalizada”. Indicó que si el Fiscal apela “no tiene ninguna posibilidad, por varias razones, hay una interpretación amplia de que no puede volver a someterla al juicio”. Planteó que “no se sostendría en la Corta y es una perdida de tiempo”.

Planteó que Ovando ahora debe ver como sobrevivir, luego ver como rescatar a sus hijos. Rescató al Tribunal porque “este Tribunal hoy rescató y estableció para todos que es y para que funciona el aparato Judicial, funciona como un tutor de las garantías que nos pertenecen a todos, las garantías constitucionales que a esta mujer se olvidaron y este Tribunal la rescató”.

Para Paredes, “este Juicio nunca debió haber empezado, este error le debe servir al Juez de Instrucción”. Consideró que “hoy se hizo justicia para esta mujer”. Afirmó que las cuestiones de la exclusión social deben ser resueltas por las vías del estado, no por las vías de la Justicia Penal.

Aclaró que ahora Ovando puede recuperar a sus hijos, pero primero debe ordenar su situación y luego presentarse ante el Juez de Menores que otorgó la guarda provisoria, mientras duró la causa y solicitar la restitución. Aclaró que la intención de mudarse de donde vivía no es una propuesta de la defensa, sino que nace de la misma Ovando.

Paredes valoró el trabajo que llevó adelante el grupo de mujeres que hace más de un año acompaña a Ovando y la sigue acompañando.