Legalizan el matrimonio homosexual en Argentina

El Senado aprobó el casamiento entre personas del mismo sexo. El proyecto que tenía media sanción de Diputados fue aprobado en general y en particular, por lo que se convirtió en ley.alianzabanderagay La iniciativa que autoriza el matrimonio entre personas del mismo sexo permite la adopción, así como la práctica de métodos de fertilización asistida.

Tras la aprobación de la ley, la Argentina se convirtió en el primer país de América Latina en autorizar el matrimonio gay a nivel nacional y el décimo en el mundo después de Holanda, Bélgica, España, Canadá, Sudáfrica, Noruega, Suecia, Portugal e Islandia.En América Latina únicamente se reconocían hasta ahora uniones civiles (que dan derechos más o menos ampliados) entre personas del mismo sexo en dos países, Uruguay y Colombia, y la boda gay en Ciudad de México.

La nueva legislación contempla reformar el Código Civil cambiando la fórmula de “marido y mujer” por el término “contrayentes” y prevé igualar los derechos de las parejas homosexuales con los de las heterosexuales, incluyendo los de adopción, herencia y beneficios sociales.

En este marco hay que recordar que nueve parejas homosexuales obtuvieron permisos judiciales para contraer enlace por registro civil, algunos de los cuales fueron anulados por otros jueces, aunque todos están en proceso de apelación, incluso ante la Corte Suprema.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner se manifestó este jueves “satisfecha” con la sanción de la ley que autoriza el matrimonio entre personas del mismo sexo y afirmó que la aprobación del proyecto en el Congreso “ha sido un paso positivo que defiende el derecho de la minoría”. 

La jefa de Estado celebró desde China el aval que esta madrugada recibió la iniciativa en la Cámara alta, “sobre todo porque no estaba de acuerdo con el discurso que rodeaba el debate”.

“El hecho de que se hablase de guerra de dios, por ejemplo, mostraba una radicalización que no resultaba positiva de ninguna manera”, sostuvo Cristina al referirse al tema tras recorrer la Expo Shanghai, en el marco de su visita al país asiático.

 Histórico debate

senado-argentino-aprobo-ley-de-matrimonio-homosexual
Tras un duro y polémico debate, y ante una sociedad dividida, el Senado aprobó la ley que vino de Diputados luego de 14 horas. 33 a 27 fue el resultado final. 

 

Con el mismo cruce de debate entre el titular de oficialismo Miguel Angel Pichetto y la senadora por San Luis Lilián Negre de Alonso donde el titular del bloque del frente Para la Victoria la acusó de “nazi” a la puntana que llevó adelante en la comisión el proyecto de ley que llegó de Diputados.

Así 14 horas después del inicio del histórico debate donde cada senador se alejó su condición partidaria para votar según su conciencia, el oficialismo no dejó pasar al oportunidad para “ensuciar la cancha” con expresiones agraviantes y muy fuertes contra Iglesia, el cardenal Jorge Bergoglio y algunos senadores como Negri de Alonso y Adolfo Rodríguez Saá, entre otros.

El Senado aprobó el proyecto que llegó con media sanción de la Cámara de Diputados por 33 a 27 en una votación donde también se registraron tres abstenciones.

Previamente se votó el dictamen de rechazo al proyecto, que cosechó 32 votos negativos y 30 positivos, pero ese número cambió en la votación del proyecto en sí, debido a las ausencias de los peronistas disidentes Carlos Reutemann, Adolfo Rodríguez Saá y Juan Carlos Romero.

Las tres abstenciones fueron de los oficialistas Fabio Biancalani, Maria Bongiorno (Río Negro) y Graciela Perna del Frente para la Integración.

A pesar del frío y que la sesión terminó a la hora 4:05, en las adyacencias del Congreso una importante cantidad de gente de comunidades homosexuales y partidos de izquierda, además de militantes del oficialismo festejaron la aprobación de la nueva ley.

La norma contó con el respaldo de los bloques del Frente para la Victoria, la Unión Cívica Radical, el socialismo y la Coalición Cívica.

En cambio, en contra lo hicieron la mayoría de los senadores pertenecientes al peronismo disidente, así como la gran mayoría del bloque radical.

La aprobación se produjo tras más de 14 horas de debate, que incluyeron momentos muy álgidos, sobre todo al final, cuando el presidente del bloque del Frente para la Victoria, Miguel Angel Pichetto, consideró que un artículo del proyecto de Unión Civil presentado por el peronismo disidente tenía connotaciones “nazis” por prohibir la posibilidad de adopción por parte de las parejas homosexuales.

A continuación, la justicialista puntana Liliana Negre de Alonso, entre lágrimas, le reclamó a Pichetto que se rectifique por haberla llamado “nazi”, a lo que el representante de Río Negro así lo hizo.
Pichetto también remarcó que “no fue el gobierno el que generó este estado de conflicto de ir a todo o nada, sino que fue la Iglesia Católica con sus declaraciones”.

Por su parte, el jefe del bloque radical , Gerardo Morales, al respaldar la iniciativa sostuvo que “estamos en presencia de la necesidad de sancionar una ley que repare esta situación de discriminación”, ya que “llegó la hora de sancionar normas que se adapten a nuevos modelos de vínculos familiares” y recordó la existencia de “modelos de familias diferentes (a los) de hace 30 ó 40 años”. Asimismo, indicó que “todos compartimos que hay que garantizar estos derechos que hoy no están cubiertos”.

A su turno, Ernesto Sanz consideró que no autorizar el matrimonio entre personas del mismo sexo es “inconstitucional” y que ello viola los artículos 16 y 19 de la Constitución que versan sobre la igualdad de los derechos.

En contra de la iniciativa lo hicieron la mayoría de los integrantes del peronismo disidente, como la senadora Hilda González de Duhalde, quien se mostró “de acuerdo con el proyecto de unión civil” que fue impugnado por el oficialismo y descartado para el tratamiento por el presidente provisional del Senado, José Pampuro.

La sesión abrió con un duro discurso de la senadora Lilia Negre de Alonso contra el presidente provisional del cuerpo, José Pampuro, a quién le cuestionó los motivos por los cuáles impugnó el dictamen de mayoría sobre la unión civil.

Luego del cruce, que tuvo la intervención de Miguel Ángel Pichetto y de Sonia Escudero, entre otros, se puso a consideración el dictamen que respalda lo aprobado por Diputados en mayo.

El final fue muy duro en el discurso de Pichetto quien calificó de mentalidad “retrograda ” muchos integrantes de la Iglesia Católica y criticó la carta del cardenal Bergoglio le envió a una monjas de clausura con sus opiniones sobre esta ley que “llamativamente se hicieron públicas”.

Luego condenó el apoyo a las “objeciones de conciencia” que en su discurso señaló Negre de Alonso sobre la actitud que podrían tomar algunos funcionarios públicos ante los homosexuales y los calificó de pensamiento “totalitario de estados nazis”.

Esta definición indignó a la senadora puntana que pidió la palabra y Pichetto se la negó, luego al terminar el oficialista Negre de Alonso le exigió una “rectificación porque me acusó de nazi”.

Pichetto, por lo bajo pidió disculpas, a la vez que Pampuro aclaró el “gran trabajo” de la senadora puntana frente a la comisión que manejó el proyecto y valoró la entrega de la legisladora que lloraba en su banca.

“Hoy es un día histórico. Por primera vez en la Argentina se legisla para las minorías”, dijo el senador Miguel Pichetto, jefe del bloque del Frente para la Victoria.

1 comment