La Legislatura sancionó la Ley de Ordenamiento de Bosques Nativos

legislatura1En la sesión ordinaria de este jueves, la Cámara de Representantes de Misiones sancionó por unanimidad el dictamen del proyecto para establecer el ordenamiento de los bosques nativos, los mecanismos a implementar para su conservación y el Régimen de Promoción de Manejo Sostenible. La iniciativa, presentada por el Poder Ejecutivo provincial, se concreta luego de un intenso tratamiento por parte de las comisiones de Presupuesto, Desarrollo Forestal y Recursos Naturales, que incluyó una ronda de consulta con organismos del Estado y representantes de los sectores involucrados.

En la sesión, el presidente de la Legislatura, Carlos Rovira, dijo que con la sanción de la norma “no se está respondiendo solamente a los criterios y obligaciones emanados de una ley nacional”.

Habló de analizar con total claridad y solvencia los principios de una ciencia nueva: “nació la biopolítica en Misiones, no con la discusión de esta ley, sino con la discusión de normas anteriores que forman parte justamente de la fundamentación de esta ley”.

“Nuestra provincia ha tenido una clara ventaja, el cúmulo de leyes producto de la inteligencia y del compromiso de los misioneros desde hace mucho tiempo, como por ejemplo las leyes provinciales de conservación del medio ambiente y la ley de corredor verde que plantea la conectividad, un término que acuñamos los misioneros”.

Rovira señaló -además- que Misiones es “la única provincia del país que tiene un Ministerio de Ecología y un decálogo de importantísimas leyes en práctica que forman parte de nuestro grado de evolución y de conocimiento”.

“La actualización de toda la base de datos georeferenciada de la provincia, es el elemento más importante para proyectar 50 ó 100 años de vida socioeconómica, con el requisito irreductible de la sostenibilidad ambiental.
Discutir esta actualización de términos con una ley ha significado un enorme esfuerzo de varios años”, enfatizó.

En esa línea, el legislador destacó que “hay una trayectoria de varios años en los que Misiones se preparó para exponer sintéticamente y responder rápidamente, en todos los casos con rigor y con absoluto respeto, a un conjunto de otros aspectos de la ley nacional, y esto nos permite aplicar los programas y los grandes planes que son de manejo sustentable, y que van a aportar mayor virtud a la sostenibilidad”.

“Misiones está en una situación metaestable, en la que ha dejado de perder, por diferentes cuestiones, nuestros recursos naturales y es el momento clave y el tiempo bisagra para inaugurar de la mano de la biopolítica la recuperación del pasivo ambiental de los bosques degradados”, explicó.

“Herramientas modernas”
En otro tramo de su alocución, Rovira afirmó que “hoy Misiones tiene herramientas modernas que no tienen otras jurisdicciones, como por ejemplo la Biofábrica, que es un gran vivero con tecnología concentrada, capaz de ocupar en diez años, con la mejor especie recomendada por nuestros técnicos, los bosques degradados”. “También está el banco de germoplasma: es hacer reconversión del pasivo ambiental a un activo ambiental”.

“Ésta es la nueva contabilidad que va a regir todos los flujos económicos del mundo, donde al lado de la ganancia se ponga también con claridad el costo y la plusvalía de los recursos naturales; éstas son las nuevas ciencias que con este nuevo debate los misioneros estamos en condiciones de llevarlas a un destino mucho mejor y cumplir con el precepto principal de dejarle a las futuras generaciones una fotografía, cuanto menos igual: yo creo que estamos en condiciones de dejarla mejor”, concluyó.

El proyecto
La iniciativa apunta a establecer el ordenamiento territorial de los bosques nativos; promover su enriquecimiento, restauración, conservación, mejoramiento y manejo sostenible, y valorizar los servicios ambientales que brindan fomentando la conservación de las masas forestales nativas.

Con esta medida se pretende dar cumplimiento a la Ley Nacional 26331 (Ley Bonasso), que determina un umbral mínimo obligatorio de protección para el enriquecimiento, restauración, conservación, aprovechamiento y manejo sostenible de los bosques nativos y de los servicios ambientales que los mismos brindan. Además, imponer a las jurisdicciones provinciales la obligación de proceder al ordenamiento de sus bosques nativos.

Este ordenamiento permitirá a la provincia acceder a los beneficios establecidos por la Ley 26331, en el marco del Fondo Nacional para el Enriquecimiento y la Conservación de los Bosques Nativos, así como también recibir compensaciones por los servicios ambientales que brinden estos recursos naturales.

Con la ley se pretende implementar las medidas necesarias para el control, monitoreo y fiscalización de las actividades para el aprovechamiento de los bosques nativos; mejorar y mantener los procesos ecológicos y culturales que beneficien a la sociedad en su conjunto; fortalecer el Sistema de áreas Naturales Protegidas, y lograr la permanencia de masas nativas.

En la norma se establecen, mediante criterios de sustentabilidad, tres categorías de ordenamiento.

La categoría I (Rojo) comprende las áreas Naturales Protegidas, con categorías de conservación tales como los parques y reservas provinciales; los bosques protectores de los ríos principales y el perímetro del Lago Urugua-í, en un ancho de 100 metros, entre otras.

La categoría II (Amarillo) abarca a los bosques nativos en propiedades privadas, tales como las reservas privadas de usos múltiples y las propiedades privadas que formen parte de la reserva de Biósfera Yabotí.

En tanto, la categoría III (Verde) incluye las áreas con bosques nativos que por la aptitud de los suelos se puedan utilizar para desarrollar actividades productivas siempre y cuando sean sostenibles y no afecten las áreas pobladas por comunidades indígenas ni corredores biológicos, entre otras condiciones.

La autoridad de aplicación será el Ministerio de Ecología, dentro del cual se crearán la Unidad Temática de Ordenamiento de Bosques Nativos, como órgano asesor y consultivo, y un Programa Provincial de Protección y Manejo Sostenible de los Bosques Nativos que se articulará con el Programa Nacional de Protección de los Bosques Nativos.

En la ley se considera “bosques nativos” a los ecosistemas forestales naturales compuestos predominantemente por especies arbóreas nativas maduras, con diversas especies de flora y fauna asociadas, en conjunto con el medio que las rodea, y que brindan servicios ambientales a la sociedad en su conjunto, además de los diversos recursos naturales con posibilidad de utilización económica.

Los bosques nativos de Misiones representan el último relicto compacto del Ecosistema Paranaense, en el cual se encuentran el 29 % de las plantas vasculares y el 50 % de los vertebrados del país. Asimismo, los bosques protegen 800 cursos de agua que son afluentes de los ríos Paraná y Uruguay.

A la sesión asistieron el ministro de Ecología, Horacio Blodek; el ministro de Derechos Humanos, Edmundo Soria Vieta; la subsecretaria de Ordenamiento Territorial, Viviana Rovira, el subsecretario de Tierras y colonización, Jaime Ledesma, y el subsecretario de Desarrollo Forestal, Juan Gauto, entre otras autoridades, además de representantes de la comunidad Mbya Guaraní.