Jefe de la AFIP demandó por daños y perjuicios a Solá y al titular de una de las entidades rurales

El Administrador Federal de Ingresos Públicos, Ricardo Echegaray, demandó al diputado nacional Felipe Solá, quien lo había acusado de “cobrar coimas” cuando el funcionario estuvo al frente de la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (ONCCA). Fuentes judiciales dijeron que Echegaray también inició demandas por daños y perjuicios contra el titular de Confederaciones Rurales Argentinas, Marío Llambías.

Solá sostuvo en un comunicado de prensa que la ONCCA, creada por él en 1996, se había convertido en los últimos años en una “bolsa de corrupción” y convertido en “una especie de banco dador de subsidios”.

Llambías fue demandado por sus conceptos sobre Echegaray, de quien, meses atrás y ante un comentario del funcionario sobre el nivel de evasión del campo, dijo que “debe dejar de tomar alguna sustancia que le hace mal”.

La demanda también alcanzó al periodista del diario Clarín Matías Longoni, quien firmó notas en las que se mencionó la creación de una ONCCA “paralela” en la que, a cambio de comisiones ilegales, se podían destrabar expedientes.

Todas las demandas fueron promovidas por montos indeterminados ya que “el monto del resarcimiento surgirá de las pruebas que se produzcan en los respectivos juicios, si fracasa la instancia previa de mediación prejudicial”, aclaró uno de los letrados que patrocinan los reclamos.

“Se busca desprestigiar a Echegaray, con publicaciones y comentarios que aparecen luego que dejara de estar al frente de la ONCCA, en diciembre de 2008”, agregó otro de los abogados que defienden al titular de la AFIP.