Israel rechaza cualquier condición para reanudar conversaciones de paz con Palestina

El gobierno de Israel rechazó cualquier condición que pueda plantear el Cuarteto para Medio Oriente o el mediador estadounidense a la reactivación de negociaciones directas de paz con los palestinos.

wall1

Israel está preparado para unas negociaciones directas inmediatas, pero sin ninguna condición previa, según decidió el minigabinete de seguridad del gobierno del primer ministro, Benjamín Netanyahu, en una reunión realizada anoche en Jerusalén, según informó el diario Haaretz en su edición de hoy.

La reunión fue convocada tras el esperado anuncio de ayer, por parte de Washington, de que Israel y la Autoridad Nacional Palestina (ANP) reanudarán las negociaciones de paz de forma directa en sólo “cuestión de días”.

En la reunión, los siete ministros de ese foro reducido del gobierno israelí analizaron y evaluaron la situación del proceso de paz y resolvieron rechazar cualquier garantía internacional a los palestinos.

“El anuncio del Cuarteto puede servir a los palestinos para camuflar una serie de pre-condiciones y eso es inaceptable”, dice hoy una alta fuente gubernamental israelí citada por el diario “Haaretz”.

Según el matutino, el Cuarteto para Medio Oriente llamará a Israel a prolongar el período de 10 meses de congelación parcial de la colonización en Cisjordania, que expira el 26 de septiembre, según informó la agenciua de noticias DPA.

“El anuncio del gobierno israelí de que rechaza por adelantado un comunicado del Cuarteto antes incluso de que sea publicado demuestra que se niega a un proceso de paz serio”, afirmó por su parte, Saeb Erakat, principal negociador palestino.

En varias ocasiones, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, se negó a prolongar la congelación parcial de la colonización en Cisjordania, y afirmó que la construcción de viviendas en las implantaciones donde ya viven unos 300.000 israelíes se reanudará a fines de septiembre.

Netanyahu se opone también a una retirada total de Cisjordania, sobre todo del valle del Jordán, a un desmantelamiento de los grandes bloques de implantaciones donde vive la mayoría de colonos, o a hacer concesiones con Jerusalén oriental, anexionado por Israel, y reivindicado por los palestinos como capital de su futuro Estado.

Hasta el momento el lífer de la ANP, Mahmud Abbas ha insistido en que el gobierno israelí debería “garantizar determinados puntos” previamente para garantizar el éxito de las negociaciones.

En concreto, lo que pide Abbas es un compromiso definitivo de Israel que paralice las construcciones judías en los territorios palestinos ocupados y el reconocimiento del Estado palestino dentro de las fronteras de 1967.

Abbas se encuentra bajo fuerte presión de Estados Unidos y la Unión Europea (UE) para dar un paso al frente en las negociaciones indirectas comenzadas en mayo con la mediación de Estados Unidos.

Según la radio pública israelí, en tanto, para retomar las negociaciones directas, Israel esperará una invitación formulada por Estados Unidos en términos “más equilibrados”.

Desde el mes de mayo, israelíes y palestinos tienen conversaciones indirectas de paz, mediadas por Estados Unidos.

Los contactos directos fueron suspendidos a raíz de la ofensiva militar israelí en Gaza entre diciembre de 2008 y enero de 2009 llamada “Plomo Fundido”.