“Es crucial reclamar la apertura de las paritarias”

La expresidenta Cristina de Kirchner encabezó este miércoles una charla en la sede de ATE Capital, ante más de 140 comisiones internas de distintos espacios del arco sindical, a los que instó a reagruparse para recuperar la representatividad social. En ese sentido, consideró que “reclamar la apertura de las paritarias, se vuelve crucial para el movimiento popular y democrático”.

Cristina arrancó la charla haciendo referencia a la “brecha”. “Durante mucho tiempo se trabajó con el lenguaje y se puso en la cabeza de la sociedad que la brecha era que se pensara diferente, que se debatiera”, expresó y sostuvo que “la verdadera brecha es lo que se vio en la plaza hoy con el verdurazo, entre pobres y ricos, esa es la brecha que nos tiene que preocupar y la que como militancia tenemos que trabajar para cerrar”.

En este sentido, reafirmó que lo que divide a los argentinos es la “distribución del ingreso” y llamó a trabajar para homogeneizarla. “Nosotros no vamos a decir pobreza cero, porque no somos cínicos y no mentimos”, agregó.

Luego, ironizó sobre el “Mini Davos” y recordó un folleto que circuló entre los invitados en los que se hablaba de la infraestructura con la que cuenta la Argentina y la calidad de sus recursos humanos. Entonces “¿si eso es lo que se les dice a los que están ahora en el CCK, a quiénes se les está mintiendo: a los argentinos o a los empresarios?”, se preguntó.

Más tarde, hizo alusión a la “pesada herencia” a la que se refiere el nuevo Gobierno. “Es cierto que les hemos dejado una pesada herencia: negociaciones colectivas de trabajo que pudieron pactar salarios muy por encima de la inflación y sindicatos fuertes, esa fue nuestra pesada herencia”, señaló.

En este punto, se refirió también a los miles de despidos y expresó: “el sector público no estaba sobredimensionado, prestaba servicios al desarrollo, a la salud y a la educación que antes no existían”.

“Hoy la unidad de los trabajadores y de sus organizaciones gremiales es un puntal para volver a construir un gran bloque nacional y popular. Tenemos que tener la grandeza de superar todas las discusiones que hayamos tenido en los últimos 12 años”, continuó.

“En la Argentina hoy hay hambre porque creció la desocupación y la plata no alcanza. Las tarifas no pueden aumentar más que los salarios. Hay que centrar las discusiones en las cosas cotidianas que le pasan a la gente”, sostuvo ante los dirigentes sindicales.

La exmandataria celebró que la Marcha Federal haya reunido a sectores distintos del sindicalismo como las dos CTA y parte de la CGT y llamó al sector popular a recuperar la “representatividad”. “Esto no es una riña de gallos, esto es un ámbito político y en esos ámbitos se representa o no se representa”, explicó y agregó: “la unidad no se logra en ninguna mesa de rosca, se logra en la calle, en la acción y en el territorio”.

Por último, realizó un mea culpa sobre los 12 años de gestión del kirchnerismo. “Cuando ustedes hablan de ‘volver’, no es volver a lo que teníamos el 9 de diciembre. Porque algunas cosas hicimos mal, entre ellas no mejorar cuestiones institucionales para que no se pudieran retrotraer derechos ya adquiridos” y puso el ejemplo de la ley de Medios.

“Los niveles de endeudamiento y las negociaciones colectivas de Trabajo deberíamos haberlas dejado plasmadas en la Constitución y no llegamos a eso”, concluyó.