En la semana del paro nacional de mujeres: Un triple femicidio sacude al país

Un nuevo caso de femicidio sacude al país, esta vez se trata de uno múltiple. El agresor fue identificado como Daniel Salazar, de 30 años, es profesor de artes marciales y mato a su mujer, cuñada y suegra. El único testigo del hecho, que llamó al 911 para denunciar el episodio, es el hijo de 11 años del homicida“Papá mató a mamá”, le dijo el pequeño a otro familiar. Los menores hospitalizados permanecen en grave estado y luchan por sus vidas.

El hecho sucedió a las 8.30 en la calle Entre Ríos 1.850 del barrio Trapiche, en Mendoza. Según el parte del Ministerio de Seguridad de Mendoza, todo comenzó cuando el hombre llegó a la vivienda y, por causas que se desconocen, perpetró la matanza.

El agresor fue identificado como Daniel Ángel Salazar Aceituno, quien se desempeña como profesor de artes marciales en el polideportivo de La Estanzuela.

Según revelaron fuentes locales, el hombre se había separado hace una semana de una de la mujeres que mató.

Un niño de 11 años, quien sería hijo del homicida, fue testigo del hecho, logró esconderse y salvó su vida. “Papá mató a mamá”, le dijo a un familiar, además de denunciar la masacre al 911.

Un niño de 11 años, quien sería hijo del homicida, fue testigo del hecho, logró esconderse y salvó su vida. “Papá mató a mamá”, le dijo a un familiar, además de denunciar la masacre al 911.

El ministro de Seguridad de Mendoza, Gianni Venier, habló desde el lugar de los hechos con los medios y confirmó el asesinato de “la pareja, la suegra y la cuñada” de Salazar.

Venier trató a Salazar de “asesino” y “psicópata” y reveló que había dejado abierto el gas y una vela encendida para cubrir su crimen.

Además, el asesino hirió gravemente a una beba y a otro pequeño. Raúl Rufeil, el director del hospital en el que permanecen internados ambos menores atacados, señaló que “están en grave estado”.

En pequeño, de 11 años, recibió heridas de arma blanca y de fuego, por lo que debe ser intervenido quirúrgicamente. La beba, de entre 7 y 9 meses, presenta una herida en el cuello realizada con un cuchillo, por lo que está en terapia intensiva.

Luego, Salazar intentó escapar del lugar y fue a un hospital con algunas heridas, donde finalmente fue detenido.

Las víctimas

Claudia Lorena Arias (30), su tía Marta Susana Ortíz (45) y su abuela Silda Vicenta Díaz (90) fueron asesinadas este domingo en su casa del barrio Trapiche, de Godoy Cruz, en Mendoza.

El asesino, Daniel Salazar (30), fue detenido en el hospital Central cuando llegó para buscar asistencia. El hombre, que es instructor de artes marciales, también hirió a dos menores: una bebé de diez meses y un niño de 11 años, quienes están internados en grave estado en el hospital Notti.

El ministro de Seguridad, Gianni Venier, aseguró que se trata de “un asesino, psicópata que no puede alegar ninguna situación violenta”.

“Cuando entró la gente de (Policía) Científica a investigar la casa salieron rápido porque había dejado abierto el gas y una vela encendida”, agregó el funcionario.

Salazar nació en Río Gallegos (Santa Cruz) y no tenía denuncias ni antecedentes en Mendoza por violencia de género. Sería el padre de la bebé que ahora lucha por su vida en el Notti.