Diego está con todo, ojalá que la selección también

El entrenador del seleccionado argentino, Diego Maradona, participó activamente de la práctica de fútbol, al punto que formó para parte de los equipos que se enfrentaron al final del trabajo. Maradona está compenetrado, sabe que en Sudáfrica jugará el Mundial más difícil de su vida, por más que ya no sea jugador. El desafío de ser el técnico del seleccionado argentino se lo tomó muy en serio y en Pretoria está enchufado, como antes de jugar en México 1986, Italia 90 o Estados Unidos 94.

maradona1

Hasta ahora no se pudo ver ninguna práctica de fútbol del equipo argentino, todos los movimientos fueron cerrados para la prensa y el público, inclusive el que va todos los días al predio de alto rendimiento de la Universidad de Pretoria, debido a las lonas verdes.

Maradona buscó en estos días unir al grupo, concentrarlo en el objetivo común de todos, que es ganar la Copa del Mundo, y fortalecerse de cara al inicio de la competencia.

Por eso todavía no paró los once que debutarán el sábado 12 de junio ante Nigeria, porque está buscando variantes, definiendo sistemas y terminándose de convencer de lo que ya tiene decidido.

“No tengo el equipo, acá hay 23 fieras que pelean por un lugar”, sentenció Maradona en la conferencia pero los once del debut, pese a sus dichos, ya los sabe.

En la práctica de hoy no dio indicios sobre cómo formará el equipo, tanto fue así, que hasta el propio Maradona formó parte del entrenamiento.

La práctica de fútbol de la tarde del martes se dividió en tres fases, las primeras dos de precisión y definición, sin arqueros y en la última se sumaron Sergio Romero y Mariano Andújar, quien alternó con Diego Pozo.

De la última parte de la práctica participó activamente Maradona, quien jugó un tiempo para cada equipo en el partido informal.

De los trabajos no quedó definido el equipo por lo que dijo Maradona antes, para mantener concentrados y expectantes a los 23 jugadores que convocó para disputar el Mundial de Sudáfrica 2010.

Por la mañana también hubo trabajos, siempre en el gimnasio y en forma liviana, sólo para mantenimiento y para distracción.

Los entrenamientos del seleccionado argentino en el predio de alto rendimiento deportivo de la Universidad de Pretoria, siempre a puertas cerradas y en doble turno.

El jueves se podrá ver por primera vez un rato de la práctica del seleccionado argentino y luego los jugadores atenderán a la prensa.