Cristina rumbo a Cumbre del G20 en Seúl

La presidenta Cristina Fernández partió el lunes con destino a Seúl para participar de la cumbre del G20, en su primera visita al exterior tras la muerte de su esposo y antecesor, Néstor Kirchner. Fernández, que llegará el miércoles a Seúl luego de una escala técnica en Estados Unidos, participará de la cumbre junto al canciller argentino, Héctor Timerman, y el ministro de Economía, Amado Boudou, precisó un comunicado del Gobierno. La cita se desarrollará los próximos días 11 y 12 con la asistencia de 10.000 participantes extranjeros, entre ellos 32 líderes mundiales.

crsitina-g20

Durante su visita, la mandataria argentina presidirá la mesa redonda de finanzas de la segunda sesión del G20, participará de la sesión plenaria de jefes de Estado y de las comidas de honor que ofrecerá el presidente surcoreano, Lee Myung-bak, añadió la nota oficial.

Fernández también recorrerá el jueves el Museo Nacional de Corea, en un paréntesis de su participación en la cumbre, que abordará la llamada guerra de divisas, un fenómeno que amenaza con extenderse por todo el mundo, y que el G20 quiere evitar.

“Se tratará de lograr un poco de cooperación, porque lo que se está viendo ahora es una gran guerra de monedas, de competitividad, en definitiva, por ver quién coloca mejor sus productos y cómo se traslada la crisis” a otros países, señaló días atrás la jefa de Estado al confirmar su asistencia a la cita.

“Tenemos que ir tranquilos todos y exponer lo que cada uno entiende como políticas a nivel global, así como la regulación de los movimientos de capital global, las calificadoras de riesgo y los países con secreto bancario”, y buscar que “esa inmensa masa de dinero vuelva a la economía real”, sostuvo Fernández.

Luego de participar el viernes de la cena de gala de mandatarios de los países miembros del G20, Fernández emprenderá el regreso a Buenos Aires junto a su comitiva.

Se tratará de la primera visita al exterior que realiza la jefa de Estado tras la sorpresiva muerte del ex presidente Kirchner el pasado 27 de octubre a raíz de un ataque cardíaco, en la sureña localidad de Calafate, donde ambos pasaban unos días de descanso.

El secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y jefe del gobernante Partido Justicialista (PJ, peronista) fue despedido en multitudinarios funerales y caravanas en las que se trasladaron sus restos a su natal Río Gallegos.

Cinco días después del fallecimiento de su marido, Fernández regresó el pasado lunes a la actividad oficial y encabezó durante la semana múltiples actos en el país en los que recordó a su esposo, siempre vestida de riguroso negro.

“Necesitamos imperiosamente conquistar mercados externos. Necesitamos escala global para ser exitosos, y por ello vamos, porque de esta manera estamos rindiendo homenaje a quien creyó que este es el modelo de país que va a llevar a la felicidad de todos los argentinos”, señaló Fernández durante una visita a una planta biotecnológica en la provincia de Buenos Aires.