COVID-19 y dengue: intervenciones reales y virtuales en monumentos para tomar conciencia

Si bien hay alto grado de acatamiento a las disposiciones emergentes del aislamiento social obligatorio y preventivo, es cierto que se percibe cierto relajamiento a medida que pasan los días y se acerca el final del primer mes de confinamiento nacional, adelantado por la provincia de Misiones con la suspensión de clases presenciales el 16 de marzo. Dicho esto, no es ocioso sostener la promoción de medidas que minimicen las posibilidades de contagio tanto del coronavirus como del dengue. Así lo entendieron personas que realizaron intervenciones reales y virtuales con un fin específico: que se tome conciencia. Dengue: septiembre 2019 a la fecha, 6.555 casos, con tres fallecidos. Coronavirus: 5 confirmados, uno recuperado.

Epidemia (dengue) y Pandemia (COVID-19) en Misiones
En Misiones hay circulación viral de dengue y esa situación se va a mantener por lo menos hasta el mes de junio, cuando debería producirse una fuerte disminución de los casos.

Hoy la situación más complicada está en Posadas y Garupá, donde crecieron los casos, mientras que en Oberá, Eldorado y Puerto Iguazú hay un amesetamiento, mientras que en Andresito está en descenso, reconocen oficialmente en Salud Pública de Misiones.

Desde el inicio del brote de dengue, en septiembre del año pasado, en Misiones se detectaron 6.555 casos, de los cuales 195 corresponden a DEN 1, 38 a DEN 2 y 36 a DEN 4. Los demás casos se confirmaron a partir de la sintomatología reportada por los pacientes.

El dato más sombrío es que este año la enfermedad mató a tres personas en Misiones: una joven embarazada de 12 semanas; luego un adolescente y finalmente una mujer de 64 años que presentaba otras patologías de base.

El último informe sobre Coronavirus da cuenta de 5 casos confirmados, uno de los cuales, de 71 años de edad, fue recuperado y “por buena evolución clínica y exámenes complementarios acordes. Se externa a domicilio, con control ambulatorio”, se informó oficialmente.

Siguen internados en Iguazú un joven y su madre, residentes de esa ciudad.

En Oberá, hay dos pacientes oriundos de San Vicente, acerca de ellos, Salud Pública emitió el siguiente informe.

“El cuarto paciente de 61 años  con diagnóstico de  enfermedad respiratoria aguda virosis emergente: COVID 19,  internado en el Hospital Samic Oberá, se encuentra en unidad de cuidados intensivos, inestable, grave. Cumpliendo esquema terapéutico. Alto Riesgo.

Se informa, además, que la quinta paciente de 56 años con diagnóstico de  enfermedad respiratoria aguda virosis emergente: COVID 19, por contacto estrecho, se encuentra estable. Cumpliendo esquema terapéutico.”

Monumentos que sugieren
Esta semana, dos esculturas de metal de Gerónimo Rodríguez fueron intervenidas con el objeto de despertar conciencia acerca de medidas de prevención ante la pandemia de coronavirus.
Primero fue El Matero, pieza que lleva varios años en el  Paseo Bossetti, en el microcentro de Posadas, que una mañana exhibió cubreboca.

Y este fin de semana, por iniciativa de una empresa privada fabricante de colchones, el dispositivo llegó al rostro del Andrés Guacurarí en la hoy desolada Costanera de Posadas (consecuencia de la cuarentena). Rápidamente los medios difundieron la imagen de la escultura de 17 metros que ya caracteriza a la capital de Misiones, como una pieza única (con una réplica a menor escala en la avenida 9 de Julio, Buenos Aires), ya con el barbijo que se convertido en el emblema de resguardo contra el peligroso virus.

Los creativos, que no dejan pasar una, agregaron de manera virtual un espiral a la punta de la lanza, poniendo en claro que aquí también se combate al dengue.
Rodríguez, el creador de las dos obras a las que les colocaron mascarillas, dejó sentada su posición contraria a la intervención digital viralizada: “No me gusta y no apruebo la intervención virtual que hicieron, colocando la foto de un espiral en la lanza del monumento de Andresito”, señaló en Facebook, al pie de una de las publicacioes