Argentina rechaza propuesta para crédito del FMI por cuestiones “electorales”

El gobierno argentino rechazó la propuesta de un inversionista de solicitar una línea de crédito flexible del Fondo Monetario Internacional para apuntalar las finanzas del país, de acuerdo con tres personas con conocimiento directo del asunto.

 La propuesta fue discutida con el ministro de Hacienda, Luis Caputo, y su equipo la semana del 4 de marzo en reuniones privadas al margen de una gran reunión de unos 50 inversionistas en Nueva York, según el pueblo, que pidió no ser identificado porque las conversaciones eran privado. Los funcionarios del gobierno rechazaron la sugerencia como inviable dada la situación política actual.
 Yael Bialostozky, vocera del ministerio, dijo que no tenía comentarios inmediatos y que Caputo no estaba disponible.
Las reuniones se llevaron a cabo después de que los activos argentinos fueron golpeados durante la liquidación del mercado global en enero. Las compañías y provincias argentinas se vieron excluidas de los mercados de capitales, agravando la preocupación de que una venta de bonos soberanos por valor de 9.000 millones de dólares en enero abarrotara los mercados. El equipo de Caputo prometió que buscaría financiar la nación a nivel nacional durante el resto de 2018, lo que parece aliviar la ansiedad de los inversores.
 La línea de crédito flexible fue vista como una herramienta para aliviar la preocupación sobre la capacidad de Argentina para financiarse en mercados turbulentos, dijo la gente. Argentina, con cuatro niveles por debajo del grado de inversión, vio un aumento en los costos de endeudamiento de 100 puntos base este año, el doble de los mercados emergentes más riesgosos. Dos ofertas públicas iniciales se han archivado y las provincias han suspendido los planes de financiación.

El equipo de Caputo descartó el plan del FMI como inviable, y argumentó que tal medida dañaría el plan del presidente Mauricio Macri para postularse para la reelección en 2019, dijo la gente. El FMI sigue siendo una fuente de profundas divisiones en Argentina, donde mucha gente culpa al prestamista con sede en Washington por el incumplimiento de la deuda soberana más grande del mundo en 2001, que sumió al país en una depresión.

A pesar de esas tensiones, la relación con el FMI ha mejorado desde que Macri asumió el cargo en 2015. La directora gerente, Christine Lagarde, visitó Argentina a principios de mes , y ahora la nación se encuentra bajo el proceso de consulta del Artículo IV .

Los inversores insistieron en que los funcionarios argentinos exploren la idea de una línea de crédito similar a la de México en 2009. México nunca ha tocado los $ 67 mil millones del FMI, pero siguió renovando la línea de crédito cada dos años y elevó la cantidad a $ 88 mil millones recientemente.

Mejor posicionado

Argentina podría obtener fácilmente una línea de crédito de $ 50 mil millones y, como México quizás nunca necesite tocarla, un gerente de cartera le dijo al equipo de Caputo. La tercera mayor economía de América Latina estaría mejor posicionada para enfrentar las crisis externas con el crédito, dijo la persona.

Raphael Anspach, vocero del FMI, no quiso comentar si Argentina califica, ya que la junta debe tomar una decisión. Reiteró que Lagarde dijo que Argentina no se aplicaba .

Los primeros signos de una mayor volatilidad en los mercados de capital se observaron en enero. Tanto Corporación América Aeropuertos SA , el operador de aeropuertos más grande del mundo, como la empresa de energía renovable Central Puerto recortaron el precio de las acciones en sus IPO. Bioceres SA canceló su oferta inicial, y provincias como Buenos Aires, Entre Ríos, Río Negro y Neuquén pusieron en suspenso un plan para vender hasta 1.900 millones de dólares en bonos.

Si bien una línea de crédito del FMI le costaría al país alrededor de 150 a 200 puntos básicos, Argentina buscará asegurar alrededor de $ 3 mil millones en líneas de acciones de los bancos del sector privado, según un funcionario del Ministerio de Finanzas. El miércoles, anunció que obtuvo el primero de estos préstamos con la sucursal argentina de HSBC Holdings Plc. La facilidad de 18 meses de $ 1 mil millones tiene un interés de Libor más 2.5 puntos porcentuales, según una persona con conocimiento directo de los términos.

(Publicado por Bloomberg /  Enlace del artículo en su idioma original / Inglés )