RENATEA detectó trabajo no registrado en campamentos yerbateros de Misiones

El Registro Nacional de Trabajadores y Empleadores Agrarios (RENATEA) realizó tres operativos donde se fiscalizó la situación de más de 100 trabajadores del sector yerbatero. Los mismos se realizaron en establecimientos de Wanda, Jardín América y Garuhapé, Misiones, donde se detectaron situaciones como: presencia de menores en situación irregular; casos de empleo no registrado; incumplimiento de la escala salarial y del salario mínimo establecido por ley; condiciones habitacionales y laborales precarias; situaciones de abuso laboral a trabajadores de comunidades guaraníes.

trabajo-esclavo

Inspectores del RENATEA, ente autárquico del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación, realizaron el operativo a partir de denuncias realizadas por trabajadores del recientemente creado Sindicato de Tareferos de Jardín América.

En el caso de la finca Alto Verde, dedicada a la actividad yerbatera en Wanda, había niños y niñas en situación irregular, por lo que se acordó con las familias dar intervención a la Coordinación Provincial de Trata de Misiones. Esto facilitó la resolución de la problemática hablando con el responsable del Área de Investigaciones de la Provincia, quien se comunicó telefónicamente con la comisaría de Wanda para que intervinieran en el caso.

También, se coordinó con la Directora de Infancia para conseguir un lugar transitorio para los niños y niñas, para preservarlos de la situación de riesgo que afrontaban en el campamento precario. En tanto, se seguirá trabajando la re vinculación familiar, el tratamiento de asistencia y el proceso judicial para verificar posibles casos de abuso y maltrato hacia los menores.

La delegación provincial de RENATEA, ente autárquico del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la de la Nación, se ocupará junto a los entes provinciales que están interviniendo en el seguimiento y contención de la situación de los menores y sus familias.

En la zona rural de Garuhapé, se encontraron 32 trabajadores que eran mantenidos en pleno monte, en casillas de madera con piso de tierra y sin sanitarios. Las precarias construcciones tampoco tenían puerta, cama ni sillas y los colchones no eran suficientes para todos los trabajadores. Tampoco había cocina, sino que los alimentos se preparaban en el piso, con leña, contaban con una sola letrina y los patrones proveían agua sólo para beber, no para higienizarse ni cocinar. Las condiciones sanitarias y habitacionales eran tan precarias como en el caso anterior, aunque allí no se hallaron menores. Además, se observó la presencia de trabajadores pertenecientes a comunidades guaraníes, quienes a diferencia del resto de los trabajadores, no contaban con ningún tipo de documentación, por lo cual su situación era totalmente irregular. En base a la información obtenida, se pudo establecer que los trabajadores hacían su labor para el secadero Mondini.

En Jardín América se fiscalizaron las fincas Don Lirio SRL – Mate Rojo, se encontraron cuadrillas de trabajadores en situaciones irregulares. En este caso, hubo algunos inconvenientes ante la presencia de la institución cuyo objetivo es la registración de los trabajadores y garantizar que se cumplan las condiciones de trabajo que establece el Nuevo Régimen de Trabajo Agrario. En dicho establecimiento no se encontró campamento, pero se observó que el salario percibido por los trabajadores se encuentra muy por debajo del precio establecido.

En una jornada promedio, se pudo establecer que el sueldo percibido por los trabajadores se encuentra por debajo de la escala salarial.

El RENATEA busca garantizar los derechos de los trabajadores a través de la registración de los mismos y en este sentido, la fiscalización tiene el objetivo de observar que estos se cumplan.