Cristina: “vivimos en un país donde nadie tiene miedo a decir lo que piensa”

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner afirmó que “vivimos en un país donde nadie tiene miedo a decir lo que piensa” y al dirigirse a la Juventud Peronista dijo “les tengo una sana envidia porque pueden vivir en un país donde hay total libertad”, al establecer una comparación con otras generaciones que soportaron dictaduras. Además, convocó “a todos los jóvenes de las organizaciones sociales a transformarse en un movimiento colectivo que recorra el país para dar una mano donde se necesita”, y enfatizó: “La televisión dura dos minutos, la foto en el diario de hoy ya es vieja. Lo importante es entrar en la historia, vos elegís donde querés estar”.

cristina-kirchner1

“En qué otro momento de la historia alguien ha encendido un televisor y ha visto insultar con elegancia a quien ejerce la primera magistratura”, dijo y señaló que esto sucede porque “no tienen argumentos políticos valederos para discutir, atrasan cuarenta, cincuenta, sesenta años”.

“No nos critican por las equivocaciones, sino por los aciertos”, dijo la Presidenta en el marco del acto organizado en el Luna Park por la Juventud Peronista que contó con la presencia del diputado nacional Néstor Kirchner.

Agregó que “si nosotros en lugar de haber sido una juventud que crecía en medio de golpes de Estado hubiéramos podido tener esta Argentina donde estamos construyendo ciudadanía social, qué país diferente hubiéramos tenido”.

La Presidenta dijo que formó parte de esa juventud que “fue masacrada” por la dictadura militar que “vino a terminar con el modelo industrial” generado en los dos primeros gobiernos del peronismo.

“Otras dictaduras fueron golpes de Estado para impedir que siempre ganara el peronismo”, dijo y sostuvo: “Lo digo con respeto, no nos vengan a dar lecciones de democracia porque nosotros nunca subimos con un partido político proscripto”.

Cristina también se refirió a esa clase media que “no entiende y cree que separándose de los morochos le va a ir mejor.

Junto a todas las cosas que hemos construido, una de las más importantes fue visualizar a los trabajadores como uno de los componentes esenciales de este proyecto”.

Tras sostener que la educación pública es otro de los pilares de la actual gestión, dijo que “hemos crecido en esta democracia que ha pasado de repartir zapatillas en los colegios ha entregar computadoras”.

Al mencionar a la oposición, señaló que aun existe “impunidad mediática” y remarcó que “a nosotros cuando nos pregunta, nos interroga, a ellos los escuchan. Pero eso nos hace ejercitarnos como cuadros en la discusión”.

La Presidenta también aludió a la recuperación de la ESMA y resaltó la declaración de inconstitucionalidad de las leyes de punto final y obediencia debida que posibilitó que “los responsables de la tragedia sean juzgados con los derechos que no les dieron a miles de argentinos”.

“Para un argentino no puede haber nada mejor que otro argentino, esa es la consigna de unidad nacional”, remarcó la Presidenta.