COVID-19: Bolivia cierra el año escolar; Chile supera a Argentina en casos y fallecidos; Perú con más de 7 mil casos en un día; Brasil, 25.800; Asunción con brote en una cárcel

El coronavirus hace estragos cierre anticipado de ciclo lectivo en Bolivia, donde proyectan una “catástrofe” , con el 85% de la población afectada. Chile roza los 360.000 casos y rebasa los 9.600 fallecidos. Perú informó más de 7.000 nuevos casos diarios y marcó un nuevo récord; durante la pandemia registra 422.183 contagios (el séptimo país en el mundo) y 19.408 decesos. Brasil superó las 94.000 muertes; con 25.800 casos confirmados en las últimas 24 horas, acumulaba desde el comienzo de la pandemia 2.733.677 contagios. Otro brote de coronavirus en una cárcel, esta vez en Asunción (Paraguay), con al menos 18 contagiados; en junio pasado otro brote en el penal de Ciudad del Este causó más de 500 contagios y tres muertes.

La catástrofe boliviana
La pandemia de coronavirus se cierne como una tormenta perfecta sobre Bolivia, donde uno de sus principales especialistas médicos prevé “una catástrofe” con un millón de personas afectadas en las próximas semanas por la Covid-19, que llegará al 85% de la población, en un sistema de salud que ya está colapsado.

Asimismo, se detectaron redes que venden por internet certificados de buena salud y se promocionan transportes ilegales para viajes internos y hacia Argentina.

El presidente de la Sociedad Boliviana de Medicina Critica y Terapia Intensiva, Adrián Ávila, estimó que en las próximas semanas alrededor de un millón de personas van estar contaminadas con la Covid-19, en particular adultos mayores.

La proyección implica un crecimiento exponencial de los contagios, que actualmente se acercan a los 79.000 casos positivos con algo más de 3.000 decesos, según cifras de la universidad estadounidense Johns Hopkins, con los que ya se observa un colapso en hospitales, Unidades de Terapia Intensiva (UTI), insumos y personal médico y no médico.

“Esto va a ser una catástrofe en Bolivia, yo te lo puedo firmar, ya la estamos viviendo. Fui dos veces al Beni, estaba en Trinidad y en Guayaramerin. He visto como la gente se muere, no tiene acceso al oxígeno, todo lleno”, afirmó Ávila, entrevistado por el diario paceño Los Tiempos.

El especialista especificó que, tarde o temprano, el contagio llegará a todos y que el 85 por ciento presentará síntomas, es decir, desarrollarán fiebre, tos y algunos dolores y molestias, pero el 85 % superará la enfermedad: “más o menos de unos 10 millones de bolivianos van a superar, pero un millón o más está en peligro que son: viejitos, los pacientes enfermos. Ellos, el ciclo de su enfermedad sigue adelante”, explicó.

En este contexto, Bolivia da por terminado el año escolar debido a la crisis del coronavirus

A partir de esa decisión se clausuran también las clases a distancia. “Hay clases virtuales, no es obligación, se clausura el año escolar porque la gran mayoría en el área rural no cuenta con internet”, aclaró el ministro de la presidencia.

“Hemos visto por conveniente clausurar el año escolar y se aplica desde este lunes 3 de agosto, y todos pasan al siguiente grado y los maestros del área pública seguirán cobrando sus salarios”, informó por radio y televisión estatal el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, reportó la agencia de noticias Europa Press.

A partir de esa decisión se clausuran también las clases a distancia. “Hay clases virtuales, no es obligación, se clausura el año escolar porque la gran mayoría en el área rural no cuenta con internet, (entonces) no hay condiciones”, aclaró el ministro.

El anuncio, hecho desde la ciudad oriental de Santa Cruz, donde la presidenta interina, Jeanine Áñez, y varios de sus ministros trabajan desde el jueves pasado, ocurrió un día antes de que se inicie la considerada fase dura de protestas contra el aplazamiento de las elecciones generales hasta el 18 de octubre.

Núñez señaló que la clausura del año escolar afectará a los aproximadamente tres millones de estudiantes de todos los colegios, escuelas y otros centros públicos y privados del país, desde el nivel preescolar hasta el bachillerato o secundaria, según ha hecho saber en la comparecencia, recogida por la Agencia Boliviana de Información (ABI).

Chile bajo estado de catástrofe y toque de queda nocturno
El Ministerio de Sanidad de Chile informó hoy que desde el inicio de la pandemia de coronavirus contabiliza un total de 359.731 casos y 9.608 personas fallecidas por esta causa, tras registrar en la última jornada 2.081 nuevos contagios y 75 muertes.

De los nuevos contagios, 1.482 personas presentaron síntomas y 473 se mantuvieron sin ellos, mientras que hay otros 126 casos sin notificar, reportó la agencia Europa Press.

El Ministerio detalló que 1.437 personas están en unidades de cuidados intensivos, de las cuales 234 se encuentran en estado crítico.

Las autoridades sanitarias han realizado 24.899 exámenes de detección de Covid-19 en 24 horas, con una tasa de positivos del 8,36 por ciento, para sumar 1.673.289 desde que comenzó el rastreo en marzo pasado.

Las autoridades chilenas de salud informaron además que 332.411 personas se recuperaron de la enfermedad y 17.712 casos siguen activos, descontando víctimas mortales y altas.

En esta situación, Chile está bajo estado de catástrofe y toque de queda nocturno, resguardado por policías y militares, además de que mantiene el cierre de fronteras, la suspensión de clases y la paralización de las actividades no esenciales.

El Gobierno ha iniciado un plan de desconfinamiento gradual con la idea de reactivar la economía, ante una baja en casos nuevos y la tasa de positivos, aunque la pandemia avanza en varios municipios que han debido cerrar a partir de esta semana.

Se agravó la propagación del virus en Perú
Perú, el séptimo país con más casos confirmados de coronavirus en todo el mundo, reportó este domingo 6.667 contagios en las últimas 24 horas y acumulaba 428.850 desde el comienzo de la pandemia, mientras seguía creciendo la cantidad de personas con la infección activa.

Paralelamente, tenían el virus activo 115.049 personas -cantidad que la semana pasada estaba por debajo de 100.000-, de las cuales 13.743 estaban internadas (1.410 en terapia intensiva).

A un mes de haber levantado oficialmente la cuarentena en gran parte del país, Perú registró ayer el récord de nuevos casos, con 7.448, y lleva varios días con alrededor de 7.000, lo que equivale a un positivo cada cuatro pruebas realizadas.

La propagación del virus se agravó de manera alarmante durante la última semana, luego de que a principios de julio las cifras diarias de infectados fueran inferiores a 3.000.

Sin embargo, resulta llamativo que uno de los nuevos epicentros de contagios sea la ciudad sureña de Arequipa, donde nunca se levantaron las medidas de confinamiento desde que el Gobierno las aplicó el 16 de marzo pasado.

El aislamiento social y obligatorio también se mantiene en las regiones de Huánuco, Ica, Junín y San Martín y en 20 provincias de otros 10 departamentos, informó el diario El Comercio.

Otro de los focos se detectó en Cusco, una de las 18 regiones donde se relajaron las medidas el 1 de julio pasado, aunque su capital homónima debió volver a la cuarentena hasta fines de agosto, del mismo modo que ocurrió en las ciudades de Puno y Tacna.

Además, en Cusco y Arequipa el sistema público de salud colapsó, como pasó en abril y mayo en las regiones amazónicas de Loreto y Ucayali.

En el caso de Arequipa, el Gobierno nacional debió tomar el control de la gestión de los hospitales, que estaba bajo la órbita del gobernador de Arequipa, Elmer Cáceres, quien alentaba a combatir el virus con dióxido de cloro, desaconsejado por las autoridades nacionales.

Entretanto, en Lima, el mayor foco de la pandemia en Perú, con el 60% de los casos, los hospitales continúan al límite.

En dichas ciudades ya se pueden ver postales de extensas filas de personas a la espera de conseguir oxígeno para tratar a familiares en domicilios personales en caso de no haber capacidad en los hospitales.

Bolsonaro sigue desafiando al COVID-19
Brasil, el segundo país con más contagios y más muertes por coronavirus, reportó este domingo 541 nuevas defunciones y totalizó 94.104, se informó oficialmente.

El parte oficial precisó que 1.883.677 personas ya se curaron, por lo que 755.896 tenían la infección activa, según la agencia de noticias EFE.

Tanto el número de casos como el de fallecimientos registrados en las últimas 24 horas están por debajo del promedio de las últimas jornadas, en que se superaron los 40.000 contagios y los 1.000 decesos.

El presidente Jair Bolsonaro, quien recientemente superó el virus, se desplazó este domingo en moto hasta una panadería en Brasilia y, tras fotografiarse con un grupo de simpatizantes, tomó un café en el establecimiento.

Bolsonaro, uno de los mandatarios más escépticos sobre la gravedad del nuevo coronavirus, retomó esta semana los viajes por el país y participó en diversos actos en ciudades del noreste y el sur.

Brote en una cárcel paraguaya
Al menos 18 presos en la cárcel Tacumbú, en Asunción, se contagiaron coronavirus y las autoridades aguardaban los resultados de las pruebas tomadas a otros 90, informó el viceministro de Justicia de Paraguay, Rubén Maciel.

Maciel afirmó que 42 reos están aislados desde el 19 de julio, cuando presentaron los primeros síntomas, y reveló que en 18 casos ya está confirmado que se contagiaron la enfermedad y en otros 90 se aguardaban los resultados de las pruebas.

“Cuando tengamos los resultados sabremos si nos enfrentamos a algo parecido al penal de Ciudad del Este o a algo menor, como lo fue en la cárcel de mujeres también de Ciudad del Este”, dijo el funcionario, según el diario ABC Color.

El miércoles pasado, el Congreso sancionó una ley destinada a disminuir la cantidad de presos en las cárceles del país mientras dure la pandemia de coronavirus y por la que unos 1.700 reclusos podrían salir en libertad condicional.

La norma establece “medidas excepcionales” para “la aplicación de medidas cautelares y la ejecución de sanciones penales en el marco de emergencia sanitaria ante el riesgo de expansión del Covid-19”, dice el texto.

La ley, que fue remitida al Ejecutivo para su promulgación, permite conceder temporalmente prisión domiciliaria a reos autorizados a realizar salidas transitorias, que estén bajo régimen de semilibertad o que hayan cumplido la mitad de sus condenas.

También beneficia a quienes están sentenciados por hechos en los que no atentaron contra la vida, la indemnidad sexual de menores o la integridad física de familiares o personas vulnerables o por su condición de género.

En cambio, excluye a quienes están procesados o condenados por hechos de violencia, y a quienes recibieron sentencias mayores a 10 años de cárcel.

Paraguay contabilizaba desde el comienzo de la pandemia 5.485 casos confirmados de coronavirus, de los cuales 52 personas murieron y 3.786 ya se curaron, según el último balance oficial, divulgado anoche.