Caso Nisman: Arroyo Salgado cambió de abogados

Sandra Arroyo Salgado provocó un sorpresivo cambio en la causa que investiga la muerte del fiscal Alberto Nisman. Hace pocas horas compareció en la fiscalía de la doctora Viviana Fein con abogados particulares notificando que desistía de la asistencia gratuita de los letrados del Ministerio Público de la defensa.

El estudio del doctor Manuel Romero Victorica, sobrino del ex fiscal que intervino en la polémica causa de María Marta García Belsunce, y sus socios se hicieron cargo desde hoy del patrocinio letrado de la ex esposa del fiscal fallecido hace 5 meses.

¿Por qué la magistrada federal dejó de ser asistida por los defensores públicos? Algunas versiones indican que una de las partes del proceso estaba dispuesta a impugnar el hecho de que las hijas de Nisman, técnicamente las querellantes de la causa representadas por su madre al ser menores, contasen con el inusual número de 5 abogados del Estado (habitualmente son sólo 2) al no cumplirse ninguno de los requisitos propios de la asistencia legal gratuita establecida por el derecho argentino. No hay situación de indigencia de la querella ni tampoco ausencia de tutela de las menores de la querella. En suma, para esta posición, no se justificaría que la nación cargue los gastos de la defensa prevista para imposibilitados de hacerlo. Otras hipótesis, apuntan a la intención de endurecer la posición procesal de insistir en la teoría del homicidio del fiscal.

Lo concreto es que a partir de esta decisión la causa puede retrasarse aún más. Por lógico sentido común, los nuevos profesionales pueden reclamar tiempo para imbuirse de lo actuado hasta ahora reunidos en varios miles fojas útiles, sin contar la necesidad de tomar contacto con los delegados técnicos de parte que asistieron a las pericias para evacuar sus dudas. Y, además, podrían interponer nulidades nuevas al proceso que requerirían del trámite de traslados, vistas a la fiscalía y resoluciones de la jueza Fabiana Palmaghini y las instancias de apelación.

La fiscal actuante aseguró este fin de semana que tiene resuelto el 80 por ciento de la instrucción. Luego de la pericial criminalística incorporada que revela para todos los expertos, excepto los de la querella, una descripción de los sucesos que no se condice con el homicidio, restan algunas pocas declaraciones testimoniales y dos pericias técnicas relacionadas con la cuestión informática y de cruces telefónicos de Alberto Nisman y otras personas de su entorno. Los expertos en derecho procesal estiman que esto requeriría de al menos dos meses más antes de conocerse el dictamen de la fiscal. Sin embargo, la llegada de los nuevos defensores puede hacer variar los tiempos.

 

Fuente Luis Novaresio, Infobae.