BP creará fondo de 20 mil millones de dólares para indemnizaciones

British Petroleum aprobó la creación de un fondo de u$s 20.000 millones para indemnizaciones a los afectados por el derrame de crudo en el Golfo de México, informó el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, tras su primera reunión con directivos de la firma. El presidente del consejo de administración de BP, Carl-Henric Svanberg, también anunció que la petrolera suspenderá los pagos de dividendos de este año a los accionistas, mientras realizan las tareas de limpieza del peor accidente petrolero en la historia de Estados Unidos tras el hundimiento de la plataforma “Deepwater Horizon”, el 22 de abril.

06_06_2010_19_15_12_1012822390

En una breve declaración difundida en Londres y reportada por la agencia DPA, la firma dijo que no realizará el pago de dividendos del primer trimestre, por más de 10.000 millones de dólares, previsto para el próximo lunes, una medida que calificó de “correcta y sensata”.

Obama se reunió en la Casa Blanca con Svanberg; el director ejecutivo, Tony Hayward -quien mañana contestará preguntas ante un comité del Congreso-, y otros altos directivos de BP. Por parte del gobierno también estuvieron el vicepresidente, Joe Biden, al menos cinco secretarios y otros altos funcionarios.

La reunión y el fondo de indemnización son “un buen inicio y deberían ofrecer cierta seguridad a los pequeños accionistas… de que BP va a cumplir con sus responsabilidades”, declaró dijo Obama tras el encuentro.

Svanberg ofreció sus disculpas por el derrame de crudo, dijo que el fondo demuestra la seriedad de BP en el cumplimiento de sus compromisos y prometió que la empresa cerrará el pozo y reparará el daño ambiental y económico causado.

BP acordó destinar 20.000 millones de dólares a lo largo de cuatro años para un fondo administrado independientemente para el pago de las demandas presentadas por trabajadores y pescadores, cuyas fuentes de trabajo se vieron perjudicadas por el derrame de crudo, y otros afectados por la marea negra.

Además aceptó contribuir con 100 millones de dólares para otro fondo para ayudar a los trabajadores petroleros afectados por la moratoria de seis meses impuesta por el gobierno de Obama para la explotación en aguas profundas.

Obama dijo que muchas personas en la región se quejaron por las demoras en la resolución de los reclamos indemnizatorios y sostuvo que el fondo es un camino para resolveras, aunque aclaró que el el monto fijado no es un techo para las demandas o los costos de limpieza.

BP podrá ingresar dinero al fondo a lo largo de cuatro años para evitar un golpe a sus finanzas, que podrían preocupar a los inversores y poner en riesgo la supervivencia de la compañía.

Pese a la ira contra BP, Obama dijo que era crítico acerca de que la empresa siga funcionando. La posibilidad de la quiebra de BP había propagado los temores entre las familias británicas, cuyas futuras jubilaciones dependen de la petrolera.

La administración del fondo estará a cargo de Kenneth Feinberg, encargado especial del gobierno para supervisar pagos a cientos de altos directivos de empresas tras la crisis financiera.

También administró el fondo de compensaciones para los familiares de las víctimas de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Los directivos de BP estuvieron en la mañana de hoy más de cuatro horas reunidos con funcionarios estadounidenses en la Casa Blanca.

Obama habló unos 20 minutos al inicio de la reunión y al final mantuvo una conversación privada de 25 minutos con Svanberg en el Salón Oval, dijo el portavoz de la Casa Blanca Robert Gibbs.

La reunión se produjo un día después del discurso a la nación que dio el presidente de Estados Unidos, en el que prometió hacer todo lo posible para ayudar a contener el derrame de crudo y garantizar que BP cumpla con sus responsabilidades en el largo plazo.

BP espera capturar alrededor del 90% del petróleo que sale del pozo en el lecho marino para fines de este mes.

“Eso no es suficiente”, dijo Obama y prometió mantener la presión sobre la petrolera hasta que selle por completo el pozo, algo que sólo podrá lograrse cuando se finalice la perforación de otros dos para liberar la presión, previsto para agosto.