La pandemia puso en descubierto “la discriminación por edad”

Isolina Davobe

Al conmemorarse el lunes 15 el Día Internacional de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez, Dabove señaló que “en relación a la pandemia, la asistencia y el cuidado coloca a las personas mayores en una situación de vulnerabilidad, por un lado, el riesgo que implica contagiarse de Covid-19; por otro, los prejuicios, los viejismos (que aún circulan) porque esta cultura discrimina a las personas por ser mayores, las hace víctimas”, recoge el Diario Popular, de Argentina.

En este sentido destacó que “en un inconsciente colectivo se infiere que las personas mayores son molestas, caprichosas, son todas iguales, que el estado no tendría que asignarle asistencia”, entre otros prejuicios, y alertó que “de ahí a hechos de mayor violencia hay un pequeño paso”.

Dabove enfatizó que hay muchos prejuicios y que “las personas mayores tienen los mismos derechos sanitarios que una persona joven”.

“A mi criterio, a nivel mundial, la pandemia desnudó la discriminación por edad que estaba tan arraigada y no se veía, es el viejismo implícito”, opinó.

En este sentido agregó que el poeta y periodista Juan Gelman decía que “la verdad es la única diosa que los hombres no quieren ver desnuda” e indica que “con la vejez pasa lo mismo, es una diosa a la que los hombres ni las mujeres quieren ver desnuda pero la pandemia la desnudó y el emergente es la salud de las personas mayores”.

La especialista explicó que “el fenómeno de violencia interpersonal no nace de la noche a la mañana, es fruto de un proceso que comienza con la discriminación, el destrato, la invisibilización de la otra persona, el abandono, y va escalando hasta llegar a situaciones de abuso de poder y violencia física, psíquica, afectiva, sexual”. Asimismo resalta que “el maltrato psíquico y el abuso económico o financiero” contra las personas mayores “se ven mucho”.

Por otra parte apuntó contra “un paternalismo exacerbado por premisas falsas”, prejuicios de considerar que “las personas mayores no tienen competencia para comprender la gravedad de lo que se vive ni para decidir por sí y que todas las personas mayores son iguales”.

“Sabemos que las vejeces son diversas. Presumir que no van a entender la gravedad de la pandemia, que todos son caprichosos y no van a respetar las medidas sanitarias son preconceptos falsos”, destacó.

“Con la expresión “población de riesgo” aparecieron otra vez los fantasmas que tenemos con la vejez y con la excusa consciente que son una población de riesgo (ante la pandemia) mostramos los prejuicios inconscientes”, para remarcar que “hay cuarentena y la tenemos que cumplir todos en igualdad de condiciones”.

Davobe hizo notar que en el artículo 2° de la Convención Internacional sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores “se define el abuso y maltrato a la personas mayores, el abandono, la negligencia, la discriminación múltiple, la discriminación por edad, porque hacen a las problemáticas básicas” de los adultos y adultas mayores.

Dabove, quien integró el equipo de trabajo que impulsó la Convención Interamericana, destaca que “hay dos artículos que específicamente se refieren al maltrato: el 9°, que trata sobre el derecho a la seguridad y a una vida sin ningún tipo de violencia; y el 10°, que habla de la prohibición de tratos inhumanos, crueles, degradantes”.

Estos y otros temas fueron analizados en el Día Internacional de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez, durante un seminario on line organizado por el Centro Internacional de Longevidad (ILC) en Argentina, la Red Internacional de Prevención del Abuso y Maltrato en la Vejez (INPEA), HelpAge Internacional, CONICET, GerontoVida, entre otras instituciones, organismos y universidades. También, entre las instituciones que convocan y adhieren se encuentran la Sociedad Argentina de Gerontología y Geriatría (SAGG), la Asociación Gerontológica Argentina (AGA), la Universidad Maimónides, la Universidad Isalud, la Maestría en Derecho de la Vejez de la Universidad Nacional de Córdoba, la Red RSDHEAS, entre otras.

El seminario, de 10 a 18, tuvo como eje a las “Nuevas Formas de Discriminación y Maltrato en Tiempos de COVID-19” por webinar Zoom y contó con disertante sde primerísimo nivel, quienes abordaron cuestiones como Impactosociosanitario y económico; Implicancias múltiples en Residencias; Medios de comunicación y Viejismo; Nuevas formas de Abuso; Balance Emocional y Desafíos.
Al cierre acudió el ministro de Salud Pública de la Nación, Ginés González García, quien adhirió en líneas generales a los postulados de la convocatoria.

También se lanzó la campaña “Buen Trato a las Personas Mayores”, mediante la cual se convoca a la ciudadanía a tomarse una foto con una planta o flor y compartirla en las redes con los hashtag #BuenTrato #HagamosQueFlorezca. La campaña se extenderá durante todo el mes.