Iguazú homenajeó a Marta Schwartz, el “Angel de la Selva”

restos-de-marta-schwartz-en-cementerio-de-pto-iguazuEmotivo traslado de los restos del “Ángel de la Selva”, la Doctora Marta Schwarz al nuevo mausoleo ubicado en el cementerio El Salvador, de Puerto Iguazú, construido exclusivamente para cumplir el último deseo de esta médico pionera, que tanto hizo por la comunidad de Iguazú. 

Estuvieron el intendente Claudio Filippa, funcionarios locales, autoridades de las fuerzas armadas, pioneros amigos de la doctora Schwarz y comunidad en general.

“Más allá de que esta mujer es un ejemplo que debemos recordar y valorar, reconociendo siempre que es parte de nuestra historia, tenemos el compromiso de seguir sus pasos, luchando y trabajando día a día para lograr que Iguazú siga creciendo” dijo el jefe comunal.

Marta Schwarz, “Ángel de la selva”
Nacida el 8 de marzo de 1915 en el Barrio de Núñez, Buenos Aires, hija de Marta Tecla Boëttcher y Ricardo Guido Schwarz. Quedó huérfana de padre a los 6 años de edad. Comienza sus estudios en el colegio Alemán de la ciudad de Buenos Aires, cuyos gastos fueron costeados por su padrino. Su madre contrae nuevas nupcias con el Sr. Fernando Herman Helbig y debido a sus deberes laborales y profesionales debe ser trasladado a menudo a otras ciudades, razón por la cual, ella se queda con su padrino en Buenos Aires.

En 1927, viaja a Santa Fe, donde hace de niña de honor del cortejo nupcial de la sobrina de su padrino. Esta pequeña familia se traslada a la ciudad de San Salvador de Jujuydonde cursa el colegio secundario como pupila de un Instituto Educativo Religioso. Fue aquí donde comienza a pensar en abrazar la medicina. Un nuevo traslado los acerca a la ciudad de Provincia de Córdoba (Argentina) donde cursa el último año del secundario. Para ese entonces su madre vuelve a enviudar. En1935 vuelve con su mamá a la provincia de Santa Fe donde pasa los días con su padrino y familia. Con muchísimo sacrificio cursa la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Córdoba donde se recibe primeramente de Farmacéutica y luego de Médica.

Más adelante se especializa en Puericultura, para ese entonces ya era medico asistente en el Hospital de Maternidad Cordobesa, Hospital de niños Nuestra Señora de la Misericordia, Hospital de niños la gota de leche, servicio de Ginecología, asistencia Pública, directora del Dispensario Provincial.
Emprende un duro viaje junto a su madre. El destino: Pto. Naranjito, en la Provincia de Misiones. Tiempo después regresa a la ciudad de Posadas en este es asignada como adscrita médica interna al Hospital Regional Posadas oficial de Séptima enBonpland. Le ofrecen entonces al Hospital de Pto. Iguazú. Transcurrió el primer mes, su impecable labor profesional y total dedicación pronto la convirtieron en Directora del Hospital, como así también jefa del distrito Sanitario. Participó entonces activamente dentro de la vida social de toda la población de la provincia de Misiones.

Fue miembro fundadora de varias asociaciones como el Círculo Médico zona sur de Posadas, zona norte de Eldorado e infinidad de otros emprendimientos. Una de las primeras feligresas en la construcción de la Catedral Nuestra Señora del Carmen dePuerto Iguazú, juez de paz, asistente espiritual, de una profunda y real fe, trajo al mundo innumerables criaturas y hasta el agua del socorro con la venia pastoral (pues para aquel entonces no había párroco en Iguazú), ungió frentes con el perdón divino, para emprender en paz el viaje eterno hacia el señor. Nuevamente la vida la pone a prueba, deja de existir su madre. Es entonces la primera y única mujer médica Subsecretaria de Salud, y luego Ministro de Salud Pública de la Provincia de Misiones con asiento en Posadas capital de la Provincia. Representó a la Argentina y países limítrofes ante la (ONU) y la (OEA) donde reflejó la realidad de la hermandad tripartita en pos de la salud ante el viejo continente. Becada por la Provincia, se perfeccionó como obstetra y ginecóloga en la Universidad Federal de Frankfurt, Alemania, y otros países Europeos.

Diseña, realiza y patenta instrumental quirúrgico específico aun en práctica, donando el valor total de la propiedad intelectual a la salud. Deja el cargo de Ministro de Salud para dedicarse pura y exclusivamente a la dirección del Hospital de Puerto Iguazú que honrosamente hoy lleva su nombre. Fue bautizada por la gente del lugar como “El Ángel de la Frontera” o más conocida en nuestros días como “El Angel de la selva”. Fueron tres Papas quienes en Ciudad del Vaticano, Roma, Italia, ungen a esta magnifica mujer con la bendición Papal: Juan XXIII,Pío XII y Juan Pablo II. LLega el momento de retirarse de sus cargos oficiales, es entonces que comienza a atender en turno completo en su consultorio. Es declarada ciudadana ilustre de las Tres Fronteras, una de las cien mujeres argentinas distinguida con el premio Alicia Moreau de Justo en 1986, recibe el premio Naciones Unidas Argentina y Uruguay a la persona de Edad más destacada, socia honoraria delRotary Club, Club de Leones y AJUPAPROM entre otros.

Acreedora del premio Hipócrates de la “U.B.A”. Madrina de la Prefectura Naval Argentina. Y a la mujer solidaria dentro de la Gendarmería Nacional Argentina. Madrina de honor de la Policía Provincial y Federal Argentina entre otros. Recibió diversos premios Municipales, Provinciales, Nacionales e Internacionales. Fundadora de una Asociación Civil que lleva su nombre la cual sustenta una Guardería para niños de escasos recursos la que está ubicada en una calle dePuerto Iguazú con su nombre Dra. Marta Teodora Schwarz.

Poco después del nonagésimo cumpleaños, el 29 de marzo de 2005, previa unción de los santos óleos, el Angel de la Selva se durmió en la paz del señor. Por primera vez en la historia de Pto. Iguazú, merecidamente, el redoble de campanas durante más de dos horas, anunciaba a la comunidad que sus restos serían velados en la Catedral Nuestra Señora del Carmen. Bandera a media asta, salvas de honor y custodia permanente por parte de las fuerzas vivas.

Prefectura Naval Argentina, Gendarmería Nacional Argentina, Policía Provincial y Federal, como así también el Ejército entre otros. Personal de Salud Publica, otros cultos religiosos, originarios y comunidad en general, se entrelazaron en un cordón humano por cuadras y cuadras, hasta donde fuere su casa y el mismísimo hospital que hoy lleva su nombre. Su muerte enlutó por completo a su ciudad.

Multitudes colmaron la Catedral, así como las calles. Fueron más de cuatro horas y media de responsos en el cementerio Municipal del Salvador en Puerto Iguazú.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


3 − = 1