Vecinos de Oberá (Misiones) advierten a ladrones que harán justicia por mano propia

Vecinos del barrio Kindgren, de Oberá (la segunda ciudad de Misiones), cansados por los constantes hechos de robo por parte de los mismos delincuentes que entran y salen de las comisarías gracias a las puertas giratorias de la justicia, colgaron un muñeco en un poste  a modo de advertencia para quienes quieran delinquir. Aseguran que tomarán justicia por mano propia, consigna el portal OberáOnLine.

Según el portal, vecinos autoconvocados del barrio Oberá 3, pertenecientes a Kindgren arman “el primer muñeco para amedrentar delincuentes”. Afirman que tomarán medidas “por mano propia ya que no encontramos apoyo judicial”.

Los afectados por la inseguridad consideran que con la pandemia, la atención se ha centrado solamente en el coronavirus, quedando de lado temas cotidianos que afectan más a los vecinos que el propio virus. Entre éstos aparecen “pésimas leyes penales y la lentitud de los procesos que ponen a los delincuentes en las calles 72 horas después de haber sido detenidos”.

El portal comenta que “en todos los casos son hurtos, lo que para el sistema judicial garantista que rige en el país, es un delito menor excarcelable y aunque acumulen decenas de causas, ninguna llega a juicio; por tanto no hay condena y pueden ser liberados en un máximo de tres días en el caso de ser mayores, y en minutos si son menores, volviendo a delinquir al día siguiente”.

Los vecinos ya tienen identificados a los delincuentes y confeccionan un mapa a fin de que todos los habitantes del barrio sepan quienes son y dónde residen.

Precisaron que ya tienen individualizados a 15 malvivientes, solo en ese barrio.

“Es lamentable lo que está pasando, estos abogados trabajan con los delincuentes; la justicia no hace nada, cada vez que se detiene a un delincuente ya le está esperando los abogados en la comisaría. A los dos días los liberan y así siguen robando, es salvaje lo que roban, todos los días, total los jueces viven en casas cerradas, los pobres vecinos sufren, los jueces tienen que mirar los prontuarios que tienen los delincuentes”, opinóp el presidente de la Comisión barrial de Villa Kindgren, Carlos Acuña a Infober, otro portal de Oberá.

“Estos delincuentes aprovechan la madrugada para salir a robar las casas, hay dos o tres menores que salen a marcar las casas y atrás vienen los delincuentes para robar”.

Acuña, que es presidente del Foro de Seguridad del barrio, dejó sentada su frustración: “Ya no quiero saber más nada, no hay una solución, no hay nada; el policía hace bien su trabajo”, reconoció, pero insistió con que así como detienen, “ese mismo día ya liberan, el viernes detuvieron a uno, llegó a la comisaría y ya estaba el abogado, y al otro día estaba caminando de nuevo acá por la calle y se le ríe a la gente, a los vecinos porque saben que entran y salen. Si tengo que pensar mal, tengo que pensar que están arreglados con los abogados y jueces”.

Acuña comentó que los mismos vecinos agarraron a un delincuente: “en cualquier momento un vecino va a matar de un tiro a un chorro, pero el que va a terminar preso va a ser el vecino”, remató.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


9 − = 2